Cita previa Clinica Veterinaria El Bosque.Cita Previa: 91 717 73 28

HOSPITAL SIEMPRE ABIERTO - Urgencias Veterinarias 24H:   

Reptiles
VETERINARIOS

Volver al listado de Veterinarios de Clinica Veterinaria El Bosque.
Clinica veterinaria para reptiles en Madrid.

QUELÓNEOS

ESPECIES COMUNES

Podemos separar los quelonios en tres grupos en función de su hábitat, separando así en tortugas de tierra, tortugas de agua dulce y tortugas marinas, de estas últimas n hablaremos dado que su presencia en clínica es nula

Galápagos (tortugas de agua dulce)

Existen varios géneros, los más comunes en nuestra consulta son:
Trahchemys, Pseudemys, Graptemys, y de forma ilegal Emys y Mauremys, estas do últimas corresponden a los galápagos leproso y europeos, especies autóctonas, y en caso del g.europeo en grave peligro de extinción.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Se trata de animales que necesitan un hábitat controlado, siempre con agua en la que sumergirse pero también con una zona en seco de fácil acceso, las especies comunes en la tienda son especies que provienen de climas cálidos con aguas templadas, por lo que necesitaran una temperatura ambiental de unos 25º así como un calentador de agua, y una fuente de luz UVB, en el caso de estos animales bastará con una fuente de 2,0 encendida unas 8 horas diarias. Es importante para la salud del animal la higiene del terrario, por lo que será necesario o bien limpieza diaria de la instalación, o en su defecto un filtro externo con suficiente potencia, aún así las limpiezas periódicas serán inevitables.
Estos animales se alimentan casi exclusivamente en el agua, por lo que les facilitaremos la ración de esta forma, se trata de animales omnívoros que complementan una dieta básicamente proteica con añadidura de alguna porción vegetal, que será mayor conforme pasen los años, la mejor manera de aportar las cantidades necesarias de cada elemento alimenticio es suministrar un pienso completo para tortugas que este bien formulado, JBL y SERAREPTIL son dos fabricantes recomendables, ade3mans en el caso del primero produce varios tipos de dietas lo que nos puede ayudar a cubrir deficiencias. Una buena práctica es la aportación de tanques de alimentación, pero desgraciadamente algunos individuos no quieren comer fuera de su hábitat.

Tortugas terrestres

También son varios los géneros q podemos encontrar, entre los más comunes se encuentran las tortugas mora y mediterránea (Testtudo) la sulcata (Geochelone) y la Rusa (Agrionemis), es necesario saber diferenciarlas.
La mayor dificultad radica en diferenciar las del género testudo que son muy similares, pero tienen una evidente disimilitud y es el número de escamas caudales, graeca solo tiene una mientras que hermanii tiene dos.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

En el caso de las tortugas terrestres no será necesario un estanque, dado que además se podrían ahorrar, pero sí que es bueno que tengan acceso a un recipiente con poca altura de agua en el que poder hidratarse, y el cual las estimulara a defecar de forma correcta, pero en este caso también será necesaria una aclimatación, procurando una luz UVB de 10.0, una tº controlada de unos 28º a 30º con un punto caliente que se acerque a los 35-40º; y quizás el punto más discutido un sustrato correcto, los sustratos más parecidos a los que ellas habitan sin sustratos a base de tierras, en internet hay varias maneras de realizar estos de forma casera, el único problema sea quizás q hay que evitar alimentarlas en el ya que podrían ingerirlo. N son recomendables el resto de sustratos como arenas, gravas, papel, madera, cortezas o césped, ya que producen alergias, obstrucciones y otros problemas.
Estos animales son herbívoros, por lo que es necesario dar una alimentación completa a base de vegetales, con cantidades altas de fibra y de calcio. Este ´ultimo será suplementado sobre el alimento, y de la misma manera suplementaremos con un complejo a base de vitamina D como Nekton REPT.
Además añadiremos un 10% de fruta aproximadamente como complemento (y añadimos en este grupo los frutos como judías pimientos o abas. Es importante evitar las hojas que le serán toxicas como los narcisos, ruibarbo patatas o tejo)

PROTOCOLOS DETRABAJO

Exploración física: Nos fijaremos en ojos y boca, estado de la piel y el caparazón, con especial atención a problemas de retención de muda y manchas septicémicas, estado de carnes y peso y aspecto de la cloaca
Extracción de sangre: se realizará de la vena yugular, para extraer la cabeza utilizamos do dedos que pondremos en su cuello desde arriba cuando tenga la cabeza fuera, de esta manera tendremos una mano libre para realizar otras labores, una vez sujeta podemos agarrarla de la zona dorsal y ventral del cráneo lo que nos liberara la zona yugular, la extracción se hace con heparina tanto para realizar bioquímica como para la hematología.
Examen fecal: frotis, sedimentación y flotación serán ´útiles, las heces suelen contener restos vegetales que podemos confundir con parásitos, así como levaduras y hongos, pero los patógenos más comunes son nematodos, oxiuros, sacáridos, trematodos, cestodos y protozoos.
Radiografía: Ya que son frecuentes las enfermedades respiratorias prestaremos especial atención a la zona de intercambio gaseoso, y en caso de hembras es importante fijarnos en posibles huevos retenidos.

Desparasitaciones con Albendazol, fenbendazol, metronidazol, totrazurilo, Septrin (Nunca usas ivermectina) Para consultar dosis véase Carpenter.

Terapia:

Administración de fármacos:
Oral, dadas las variaciones en el tránsito no es una vía muy fiable
Vía cloacal, útil y sencilla
Parenteral, cuando la vía IV n es factible usaremos la vía intraósea cuya absorción es muy similar. También podemos rehidratar vía intracelómica

Rehidratación: podemos usar bolo IC de hasta el 3% del peso en animales muy DH, debemos administrar los fluidos atemperados, también podemos usar las vías epicelómica e intraósea

Alimentación forzada: a través de sondaje oral o tubos de esofagostomía si es necesario hacerlo repetidas veces

AFECCIONES COMUNES

Anorexias post-hibernación: suele tener una causa adyacente, ya sean problemas de manejo antes o después de la hibernación, problemas parasitarios, traumáticos o infecciosos,
Prolapso cloacal: por debilidad general, tenesmo, enfermedades metabólicas o reproductivas e infecciones. Es necesario sanar la causa ya que si no el prolapso recidivará.
Distocias: por problemas en el metabolismo de calcio, regulación hormonal, causas obstructivas... es necesario hacer que el animal realice la puesta con calcio y hormonas, en caso de que no se realice precisará extracción quirúrgica
Diarreas: por parásitos, infección, ingestión de sustratos.... Hay que hallar la causa primaria
Infección auricular: observamos abscesos a nivel auricular, es necesario drenarlos quirúrgicamente, ya que no responden demasiado bien a tratamiento médico
Hipovitaminosis A: Por problemas de dieta, la cual aparece cursa con blefaritis y se corrige con suplementación IM
Impactación u obstrucción: Debido a ingestión del sustrato habitualmente. Si es por deshidratación se corregirá hidratando pero en los otros casos será necesaria la aplicación de enemas o la extracción quirúrgica.
EOM: muy habitual, pro problemas de manejo (UVB) y alimentación (Ca y vitD), cursa con hipocalcemia, debilidad muscular, Osteomalacia, piramidismo, retención de huevos,
Parálisis posterior: Por virus, tóxicos, OEM, gravidez...
Septicemia: Infección generalizada secundaria normalmente a problemas de nutrición e higiene
Enfermedades de vías respiratorias: Por virus, bacterias, hongos y problemas de manejo

Para consultar dosis y valores hematológicos y bioquímicos consultar Carpenter.
SAURIOS

ESPECIES COMUNES

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Este grupo, perteneciente al orden Squamata engloba Varanos, Iguanas, Camaleones, Lagartos, Lagartijas y geckos, adjuntamos a continuación una tabla de exoterra donde podemos ver los tipos más frecuentes en clínica

 

Manejo: Estas especies requieren temperaturas y humedades controladas que son diferentes para cada una de ellas, los terrarios pueden ser cerrados en caso de iguanas  o pogonas o ventilados como en caso de camaleones, verticales u horizontales, con agua corriente o estanques, con fuentes de calor  inferiores o superiores, y con diferentes grados de intensidad de UVB, como los más comunes son Iguanas camaleones y pogonas, adjunto al final del tema los anexos3,4y5 con los cuidados básicos de cada uno de ellos.

PROTOCOLOS DE TRABAJO

Exploración física: En una primera instancia observaremos al animal desde la distancia para examinar comportamiento y postura. Nos fijaremos en ojos, narinas, membranas timpánicas y boca(observando la cavidad), estado de la piel, con especial atención a problemas de retención de muda y a los colores que porta, muy  importante en especies como el camaleón, donde colores oscuros o apagados nos pueden indicar que algo sucede, es posible ver lesiones por traumatismos durante la cópula o quemaduras por las fuentes de calor; veremos también estado de carnes en la base de la cola, peso y aspecto de la cloaca, también trataremos de observar posible parásitos externos de forma directa. En estas especies es importante la palpación, deformidades óseas nos pueden estar alertando ante la presencia de EOM, además de poder detectar masas o huevos
Extracción de sangre: podremos extraer hasta un 8% del pv sin problema de las venas coccígea central, abdominal central o directamente con punción cardiaca. La extracción se hace con heparina tanto para realizar bioquímica como para la hematología.
Examen fecal: Similar a quelonios
Radiografía: Similar a quelonios

Desparasitaciones con Albendazol, fenbendazol, metronidazol, totrazurilo, Septrin.  Para consultar dosis véase Carpenter.

Terapia:

Administración de fármacos:
La vía IM es muy fiable y se puede usar tanto en EP como EA dado que en la porción que pasa por el sistema porto-renal es despreciable
Podemos usar IV en las venas mencionadas para la extracción y en su defecto la vía IO
Es muy importante la temperatura en animales hospitalizados, ya que pueden ser incapaces de termorregular si están enfermos.

Rehidratación: usaremos principalmente la vía intraósea, para poner fluidoterapia en infusión continua

Alimentación forzada: Similar a quelonios

AFECCIONES COMUNES

La diversidad de especies hace que sea posible que existan patologías aún sin diagnosticar
Infecciones víricas (poxvirus, iridovirus, adenovirus, herpesvirus, reovirus,...) bacterianas que suelen estar ligadas a problemas de manejo que debilitan su sistema inmune (salmonella, aeromonas, pseudomonas cornebacteium, clostridios,....) y fúngicas (aspergylus)
Parasitismos: no suelen ser problemáticos si no están precedidos de un cuadro de estrés o déficit de manejo, en el caso de parásitos externos, son muy comunes en estos animales, y en el caso de saurios si podremos usar ivermectina para controlarlo; en caso de internos podemos observar protozoos digestivos o hemáticos, coccidios, nematodos y pentastómidos pulmonares
Problemas nutricionales: causados en muchas ocasiones por el desconocimiento de ciertas especies, es una de las causas más importantes de EOM
Son frecuentes las neoplasias
Problemas digestivos: son comunes las estomatitis. Gastritis y/o enteritis
EOM, Enfermedad renal, enfermedades cutáneas (abscesos) y alteraciones reproductivas.

Para consultar dosis y valores hematológicos y bioquímicos consultar Carpenter.
OFIDIOS

ESPECIES COMUNES

Existen más de 2400 especies de serpientes, pero en la clínica diaria veremos sobretodo algunas pertenecientes a la familia Boidae y Colubridae.
Boidae:
Epicrates cenchiria (Boa constrictor o arcoíris)
Pithon regius (Pitón real)
Morelia viridis (Pitón verde)
Pithon curtus (Pitón roja o sangre)
Pithon molurus (Pitón tigrina o birmana)
Colubridae:
Elaphe guttata (Serpiente del Maíz)
Lampropertis spp (falsas corales o serpiente real)

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

En el caso de las dos últimas imágenes comentar que son solo dos especímenes del amplio abanico de capas que abarca cada uno de los dos géneros.

Manejo

El alojamiento de estos animales varía bastante también dado que manejamos un amplio número de especies, pero básicamente podremos reducir a dos grupos, aquellas serpientes que viven en el suelo, y las que viven en los ´arboles. En el caso de estos reptiles no será necesaria la aportación de luz UV, necesitan luz para regular su fotoperiodo, pero en algunos casos la aportación de esta luz UV a bajas dosis nos puede servir para mejorarlo.
Lo que siempre será necesario es la aportación de calor y humedad, el calor se aplicara mediante placas radiantes o fuentes de luz infrarroja o bombillas cerámicas, estas fuentes siempre tienen que estar protegidas del animal que hará lo posible por acercarse a ellas, pudiendo sufrir quemaduras, y un termómetro en el terrario será de uso obligatorio para controlar la tª correcta, uno de máximas y mínimas también nos puedes ser muy útil si no tenemos la facilidad de controlar continuamente el que tenemos. LA tº correcta para estos animales será de 25-30ºC en caso de animales tropicales y de 22-26ºC en el caso de aquellas que pertenecen a climas templados.
Para la humedad necesitamos una combinación del calor citado anteriormente con una fuente de agua, ya sea un recipiente, una fuente de agua corriente o un sistema de pulverización, y regularemos los niveles mediante un higrómetro situado en el interior del terrario. La humedad requerida depende de cada especie siendo muy variable (desde un 60-70% para corales a casi un 90% en el caso de Morelia spp)
EL diseño del terrario también es variable, en primer lugar unos conceptos básicos son el tamaño, por norma general la sapiente tendrá una longitud menor que la diagonal del terrario, además estos tendrán que ser anti fugas sin dejar de proporcionar una ventilación adecuada (en caso de algunas especies será necesario tener un sistema de ventilación incluso).
Ahora para el resto de factores dividiremos en el caso de aquellas q son excavadoras o semiacuáticas, para ellas podremos usar sustratos de arena, papel o madera (siempre que no sea de cedro) y para algunas especies que necesitan más humedad se puede aportar un cuenco con musgo húmedo. S son semiacuáticas el recipiente con agua deberá ser relativamente grande.
En el caso de las especies arborícolas, cambiaremos estos sustratos por uno de corteza que mantiene mucho mejor la humedad y la posible introducción de musgos, además de introducir vegetación natural y troncos en los que puedan trepar y aferrarse. Muy importante en este caso la ventilación adecuada.
En ambo casos es necesaria la introducción de algún refugio donde el animal se sienta seguro y baje el nivel de estrés.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

La dieta de estos individuos es proteica, en estado salvaje se alimentan de gran variedad de presas pero en caso de los animales mantenidos en cautividad usaremos básicamente roedores de pequeño tamaño como rata y ratón (que serán mayores para los especímenes de mayor tamaño) y usaremos peces en el caso de serpientes acuáticas para evitar las deficiencias.
Cuando introducimos dieta viva, tenemos que mantener cierto control, ya que dichos roedores podrían causar graves daños a la salud del reptil en los casos que este tenga anorexia. Y si son animales de orígenes n controlados pueden trasmitir parásitos y otras enfermedades a nuestras macotas.
Siempre que introduzcamos animales nuevos en nuestros terrarios haremos una cuarentena, lo ideal es realizarla de 4 meses, en los cuales estará completamente separada de las demás y de sus mobiliarios.

PROTOCOLOS DE TRABAJO

Manejo y sujeción: Las serpientes pueden ser agresivas, sobre todo morelias y pitones pueden lanzarse una vez establecen contacto visual, en necesario tener precaución, a la hora de sujetarlas lo haremos de la cabeza por detrás de las mandíbulas o agarrando desde dorsal a ventral, y en el caso de aquellas que superen el metro y medio serán necesarias dos personas. Una vez elevada es necesario sujetar también el cuerpo para evitar dañar al animal.
Exploración física: Antes de agarrarla miraremos su comportamiento posturas y estado general, después observaremos el tono muscular, estado de la dermis, nivel de hidratación, mucosas y cloaca (observar que esté libre de secreciones, aunque muchos individuos expulsan contenido cloacal cuando se asustan). Abriremos la boca para ver el estado de la mucosa oral.
La palpación nos advertirá de posibles anomalías internas.
Recogida de muestras: Para extraer sangre es necesario heparinizar la jeringa, ya que es posible que tardemos en extraer la cantidad necesaria, pudiendo extraer aproximadamente un 1% del peso del animal, y el método preferido es la cardiocentesis, aunque en serpientes de tamaño adecuado podremos usar la vena coccígea
Análisis fecal: buscaremos protozoos en el análisis directo y realizaremos método de concentración para buscar larvas o huevos de otros parásitos
En el caso de los análisis de orina es importante saber que estos animales no tienen vejiga de la orina, por lo que esta se almacena en la cloaca mezclándose con contenido fecal, lo cual tendremos en cuenta al evaluar el sedimento.
Sexaje: Es una técnica frecuente en la clínica y es muy sencilla de realizar, se trata de introducir una sonda de acero o material plástico n flexible por la cloaca hasta que haga tope, en el caso de las hembras la longitud introducida será de 2-6escamas, mientras que en los machos, los cuales necesitan espacio para ocultar los hemipenes, esta sonda entrará hasta una longitud equivalente a  6-12 escamas caudales.

Terapéutica
La vía preferida para la administración de fármacos en la IM, ya que las vía sc puede ser irritante y causar abscesos, si es necesaria la vía IV usaremos coccígea o corazón.
La fluidoterapia parenteral será administrada por vía intracelómica, en el tercio caudal o SC en torno a las apófisis vertebrales dorsales.

AFECCIONES COMUNES

Estreñimiento y prolapsos cloacales, por exceso de alimentación, causas obstructivas o neurogénicas
Dermatitis en infecciones bacterianas secundarias a manejo, sepsis o quemaduras
Problemas de retención de muda, sobre todo en casos de DH, aunque la falta de suelo abrasivo puede ser un factor a tener en cuenta. Ácaros garrapatas y enfermedades sistémicas pueden manifestarse también con retenciones.
Distocias en casos de animales geriátricos, ausencia de un nido adecuado, infecciones uterinas o causas obstructivas, veremos al animal nervioso aunque es posible que sea asintomática
Enteritis parasitaras, infecciosas o fúngicas que causan diarreas que pueden llegar a ser hemorrágicas.
Adenitis de glándula de marcaje secundaria a malas condiciones de mantenimiento o traumatismos, puede llegar a fistulizar.
Enfermedades neurológicas, por traumatismos, déficits nutricionales, enfermedad inflamatoria intestinal, sepsis o intoxicaciones
Neumonías, bacterianas, víricas, fúngicas o parasitarias, pueden ser secundarias a estomatitis o problemas de tª y ventilación, vemos disneas, hinchazón o secreciones orales
Prolapsos de hemipene en machos, por exceso de cópula o idiopáticos
Regurgitación por estrés, manejo tras la alimentación, DH, parásitos o virus, Obstrucciones o tª inadecuada
Gota, por alimentación excesiva, tª baja, DH crónica
Estomatitis traumáticas o bacterianas, son muy frecuentes en clínica
Abscesos y quemaduras térmicas.
ANEXO 1: CUIDADOS DE GALÁPAGOS

DIETA RECOMENDADA PARA TORTUGAS DE TIERRA MEDITERRÁNEAS,

MARGINADAS Y RUSAS (Testudo sp. y Agryonemis horsfieldi)

 

                Dividimos la dieta en tres apartados que son indispensables para la buena salud de estos animales. La dieta se resume en :
90 % VERDURAS
Se incluyen la mayoria de los que tienen la hoja verde, como escarola, rúcola, endibias, berros, canonigos, col o repollo, coliflor (la flor y las hojas), acelgas, espinacas, brecol, hojas de zanahoria, hojas de rábano, etc...
Si es posible coger plantas silvestres como dientes de leon, treboles, hojas de morera, cesped, etc. Estas plantas son lo mas parecido a lo que comen en libertad y es lo mejor que pueden comer, pero hay que lavarlo bien y recoger plantas  en zonas no abonadas ni fumigadas recientemente.
También pueden comer hojas y flores de hibisco y dalia.
Hay que procurar cambiar y no dar siempre la misma variedad.
Nota: la lechuga es muy pobre en calcio. No debe ser dada más que de forma ocasional.
10 % FRUTA (un volumen de fruta del tamaño de la cabeza de la tortuga)
Vale cualquier fruta cortada en trozos y con la piel. Se pueden ofrecer tambien judías verdes, pimientos, tomate, habas, y verduras que vienen congeladas en forma de menestra, pero sin abusar.
AGUA
Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el que la tortuga puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratadas y estimula la defecación. Si la tortuga no se baña sola, hay que meterla en el recipiente 1-2 veces al día.

SUPLEMENTO DE CALCIO Y VITAMINAS

Ofrecer sólo cada dos semanas en forma de polvo sobre las hojas. NO todos las formas de calcio son adecuadas para tortugas (consulte al veterinario). La base de la salud es una correcta alimentación.

TEMPERATURA Y LUZ

 

Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 35-40 ºC en un extremo del terrario. Instintivamente las tortugas suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). La tortuga utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 25 ºC.
Necesitan exposición diaria a la luz ultrvioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Las tortugas han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

HIBERNACIÓN

 

En general no es necesaria salvo que se quiera críar. Si no se tiene intención de criar es preferible no hacer hibernar a la tortuga y mantenerla caliente durante todo el año. Si desea que su tortuga hiberne, le aconsejaremos sobre las pautas a seguir y precauciones a tener.

TERRARIO

                Cuanto más amplio mejor. Para sustrato puede utilizar mezcla de tierra para macetas y arena. Las tortugas desarrollan su actividad en el suelo, por lo que no tienen que ser terrarios altos.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Las tortugas pueden comerlas. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas sin son ingeridas.

CUIDADOS VETERINARIOS

 

                Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Consulte con su veterinario si la tortuga presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Está menos activa de lo normal
  • Come menos de lo normal o no come
  • Ha dejado de defecar
  • Tiene mocos o mantiene los ojos cerrados

ANEXO 2: CUIDADOS B´ASICOS DE TORTUGAS TERRESTRES

DIETA RECOMENDADA PARA TORTUGAS DE TIERRA MEDITERRÁNEAS,

MARGINADAS Y RUSAS (Testudo sp. y Agryonemis horsfieldi)

 

                Dividimos la dieta en tres apartados que son indispensables para la buena salud de estos animales. La dieta se resume en :
90 % VERDURAS
Se incluyen la mayoria de los que tienen la hoja verde, como escarola, rúcola, endibias, berros, canonigos, col o repollo, coliflor (la flor y las hojas), acelgas, espinacas, brecol, hojas de zanahoria, hojas de rábano, etc...
Si es posible coger plantas silvestres como dientes de leon, treboles, hojas de morera, cesped, etc. Estas plantas son lo mas parecido a lo que comen en libertad y es lo mejor que pueden comer, pero hay que lavarlo bien y recoger plantas  en zonas no abonadas ni fumigadas recientemente.
También pueden comer hojas y flores de hibisco y dalia.
Hay que procurar cambiar y no dar siempre la misma variedad.
Nota: la lechuga es muy pobre en calcio. No debe ser dada más que de forma ocasional.

                10 % FRUTA (un volumen de fruta del tamaño de la cabeza de la tortuga)
Vale cualquier fruta cortada en trozos y con la piel. Se pueden ofrecer tambien judías verdes, pimientos, tomate, habas, y verduras que vienen congeladas en forma de menestra, pero sin abusar.

AGUA

Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el que la tortuga puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratadas y estimula la defecación. Si la tortuga no se baña sola, hay que meterla en el recipiente 1-2 veces al día.

SUPLEMENTO DE CALCIO Y VITAMINAS

               
Ofrecer sólo cada dos semanas en forma de polvo sobre las hojas. NO todos las formas de calcio son adecuadas para tortugas (consulte al veterinario). La base de la salud es una correcta alimentación.

TEMPERATURA Y LUZ

 

Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 35-40 ºC en un extremo del terrario. Instintivamente las tortugas suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). La tortuga utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 25 ºC.
Necesitan exposición diaria a la luz ultrvioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Las tortugas han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

HIBERNACIÓN

 

En general no es necesaria salvo que se quiera críar. Si no se tiene intención de criar es preferible no hacer hibernar a la tortuga y mantenerla caliente durante todo el año. Si desea que su tortuga hiberne, le aconsejaremos sobre las pautas a seguir y precauciones a tener.

TERRARIO

 

                Cuanto más amplio mejor. Para sustrato puede utilizar mezcla de tierra para macetas y arena. Las tortugas desarrollan su actividad en el suelo, por lo que no tienen que ser terrarios altos.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Las tortugas pueden comerlas. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas sin son ingeridas.

CUIDADOS VETERINARIOS

 

                Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Consulte con su veterinario si la tortuga presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Está menos activa de lo normal
  • Come menos de lo normal o no come
  • Ha dejado de defecar
  • Tiene mocos o mantiene los ojos cerrados

ANEXO 3: CUIDADOS B´ASICOS DE LA IGUANA

La iguana verde (Iguana iguana) es un reptil procedente de Centro y Suramérica. Viven en zonas de vegetación espesa y en altura, como selvas o riberas de ríos. Son especies arborícolas, pasan la mayor parte del tiempo en los árboles.

ALOJAMIENTO
Las iguanas son animales muy territoriales, por lo que no debe alojarse más de un ejemplar en el mismo terrario, a no ser que tenga un espacio suficiente para cada una de ellas.
El alojamiento debe tener paredes lisas y continuas, para evitar abrasiones y que se escape el calor. También es importante que sea muy seguro, puesto que pueden escaparse. Se debe tener en cuenta el tamaño que tendrá la iguana de adulta (pueden llegar a medir 2 metros), incluso pueden llegar a necesitar una habitación acondicionada para ellas. Al tratarse de una especie arborícola es importante proporcionarles ramas o troncos en los que puedan trepar y esconderse.
Lo más recomendable es un terrario tipo acuario con paredes de cristal (no espejos, puede ser estresante para ellas verse reflejadas)
Se aconseja como sustrato papel, lo ideal es que sea prensado de periódico, o césped artificial. Siempre se deben evitar sustratos que el animal pueda ingerir por equivocación y provocar una obstrucción intestinal.
Debemos poner un recipiente con agua en el terrario en el que puedan beber y bañarse. Es buena idea también bañar al animal en agua templada una o dos veces a la semana, para que se hidrate su piel y regular el tránsito intestinal.
Las iguanas, como todos los reptiles, son animales de sangre fría, es decir, no regulan su temperatura corporal, por lo que es muy importante mantener una temperatura adecuada dentro del terrario, con lámparas de calor, cables o mantas eléctricas que deberemos esconder para evitar que el animal entre en contacto directo con ellas y se queme. La temperatura ideal en el punto más frío del terrario es de 25ºC y en el más caliente de unos 30-32ºC. Por la noche puede bajar, pero no por debajo de los 20ºC.
También es muy importante para ellas recibir luz solar (rayos ultravioletas B), en la naturaleza la reciben directamente del sol, pero en cautividad esto es muy complicado, por lo que debemos adaptar una lámpara especial para réptiles (fluorescentes o bombillas  de vapor mercurio) siempre que no les pueda dar el sol directo.  Hay que tener en cuenta que debe darles el haz de luz directamente y no a través del cristal, porque éste absorbería los rayos que nos interesan. También es importante recordar que los fluorescentes duran una media de 6-8 meses y después hay que renovarlos.
Si el animal se mantiene en un terrario es importante tener en cuenta la ventilación del mismo, para evitar la condensación del agua y que haya un exceso de humedad.

ALIMENTACIÓN
Las iguanas son estrictamente herbívoras, por lo que debemos ofrecerles una dieta basada únicamente en alimentos de origen vegetal.
Lo ideal para que su dieta sea adecuada es darles una proporción del 70% aproximadamente de hoja verde (escarola, acelga, espinaca, canónigos, hojas de zanahoria, endibia, col, escarola, flores y diente de león, césped, tréboles…), un 20% de otro tipo de verduras (calabacín, pimiento, zanahoria…) y un 10% de frutas (opcional).
A las iguanas jóvenes podemos trocearles el alimento y mezclarlo bien para evitar que seleccionen y para que les sea fácil ingerirlo.
NUNCA se les debe ofrecer alimento de origen animal, no están preparadas para digerirlo y puede ser el origen de una serie de enfermedades muy graves para el animal (enfermedad ósea metabólica, gota, insuficiencia renal o hepática, cálculos renales…)
Se les debe ofrecer un complejo vitamínico  con vitamina D3 (que ayuda a la fijación del calcio) semanalmente y utilizar un suplemento de carbonato cálcico unas 3-4 veces a la semana.

CUIDADOS VETERINARIOS
No es necesario vacunar a las iguanas, pero sí se recomienda desparasitar internamente una vez al año. Lo mejor es realizar primero un análisis coprológico de las heces para ver qué tipo de parásitos internos hay y poner el antiparasitario más adecuado para ellos.
A veces es necesario desparasitarlas externamente, pero únicamente cuando estén infectadas por ácaros o garrapatas. Estos parásitos suelen venir en los troncos que se ponen en el terrario, por ellos es importante comprarlos en lugares especializados, o si los cogemos de la naturaleza desinfectarlos bien con agua y lejía antes de introducirlos.

ZOONOSIS
Los reptiles pueden ser portadores de algunas bacterias y parásitos que pueden afectar al hombre. La enfermedad más conocida es la Salmonelosis.
Las personas inmunodeprimidas, como los niños pequeños o los ancianos son los que más riesgo corren, pero no debemos alarmarlos. Si existen personas que puedan correr riesgos, se puede hacer un análisis al animal para determinar si tiene la bacteria y ponerle un tratamiento adecuado para ella.
De todos modos, con una higiene adecuada se pueden evitar estos problemas: lavarnos las manos después de manipular al animal, evitar que entre en la cocina o en lugares donde haya comida y tirar el agua y los excrementos del animal por el inodoro. También se debe desinfectar el terrario periódicamente con agua y lejía.
ANEXO 4: CUIDADOS B´ASICOS DE LA POGONA

JUVENILES

Los ejemplares juveniles (< 6 meses) deben ser alimentados 5 veces por semana. Son omnivoros el 60 % de la dieta se compone de grillos (u otros insectos), ofrecidos 2 veces al día y no mas largos del ancho de la cabeza del lagarto. El 40 % restante es materia vegetal (igual que en los adultos). 
No poner exceso de grillos en el terrario, únicamente los que el animal es capaz de consumir en el momento.
Es importante que los grillos a su vez estén BIEN alimentados. Si los grillos tienen el intestino vacío no son buena fuente de nutrientes. Podemos alimentar a los grillos con piensos de loro o conejo, hojas verdes (excepto lechuga) y un poco de manzana o patata para proporcionarles humedad.

 

ADULTOS

                Deben ser alimentados 3 veces por semana.

  • Se vuelven más hervíboros. Debemos ofrecerles una variedad de hojas verdes como diente de león, rúcola, hierba fresca, acelgas, hojas de las zanahorias, hojas de coliflor, escarola, endivia, col, espinacas, tréboles, berros, canónigos, lombarda. Deben constituir 2/3 de la ración diaria, e incluir al menos 3 de las citadas hojas.

La lechuga es muy pobre en calcio y demasiado rica en fósforo. Es recomendable NO utilizarla para alimentar a los reptiles.

  • Un tercio de otros vegetales como zanahoria, pimiento rojo, tomate, pepino, calabacín, lentejas, garbanzos o judías puestos a remojo, judías verdes.
  • Mezclar todo en un plato. Se puede añadir un suplemento de calcio en polvo.
  • 1 o 2 veces a la semana se pueden ofrecer 2 grillos. A ejemplares más grandes podemos ofrecerles un pinkie (ratón recién nacido) una vez al mes.

AGUA

Es imprescindible ofrecerles un recipiente amplio y poco profundo en el animal puede entrar y tener la cloaca sumergida en agua. Esto les ayuda a mantenerse hidratados y estimula la defecación. Si el pogona no se baña solo, hay que meterlo en el recipiente 1 vez al día.

TEMPERATURA Y LUZ

Es necesario comprar al menos un termómetro para controlar la temperatura en todo momento.
Debe crearse un punto caliente de 35-40 ºC en un extremo del terrario. Instintivamente los dragones barbudos suelen buscar calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor (bombillas especiales para reptiles). El animal utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se siente caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura la zona más fría del terrario no debe bajar de 25 ºC.
Necesitan exposición diaria a la luz ultrvioleta. Se puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos en medio) o lámparas UV especiales para reptiles. Deben recibir luz ultravioleta durante 10-12 horas al día. Se puede seguir el fotoperiodo natural.
Los dragones barbudos han evolucionado para calentarse desde arriba, no desde abajo. Por esta razón, las esterillas y cables pueden ser utilizadas como una ayuda para mantener la temperatura general del terrario, pero no como la fuente de calor principal. Exceso de calor desde el suelo produce problemas digestivos y supone riesgo de quemaduras. Las esterillas pueden colocarse en una pared del terrario o debajo del mismo siempre con una buena capa de sustrato por encima (para evitar quemaduras). Las rocas o piedras de calor no son adecuadas en ningún caso.

                En caso de alojar a más de un pogona los animales pueden competir por la comida, la luz y el calor. En estos casos es recomendable instalar comederos y fuentes de calor adicionales, además de proporcionarles un espacio mayor.

TERRARIO

 

                Cuanto más amplio mejor. Para sustrato puede utilizar mezcla de arena con algo de tierra para macetas u otros sustratos secos.
El terrario debe estar bien ventilado.
Es necesario mantener la higiene tanto del suelo como de las paredes. Las heces deben retirarse a diario y se recomienda cambio total del sustrato cada semana o cada dos (depende de cada caso).
Algunas plantas naturales como hibisco, potos, dalias, pensamientos, perejil, hierba son adecuadas como decoración. Los dragones barbudos pueden comerlas y son incluso beneficiosas para ellos. No se recomiendan plantas artificiales porque pueden causar obstrucciones digestivas si son ingeridas.

CUIDADOS VETERINARIOS

 

                Se recomienda un análisis de heces dos veces al año para controlar los parásitos.
Consulte con su veterinario si el dragón barbudo presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Está menos activo de lo normal
  • Come menos de lo normal o no come
  • Ha dejado de defecar
  • Tiene escaras en los labios
  • Tiene el vientre dilatado

ANEXO 5: CUIDADOS B´ASICOS DEL CAMALE´ON

Alimentación:
Los camaleones deben seguir una dieta insectívora, y cuando llegan a la edad adulta, pequeñas cantidades de vegetales a voluntad.

  • Adultos: 2-3 grillos al día,  y puntualmente larvas del escarabajo Tenebrio mollitor o zoophobas. Además,  y dependiendo de la especie, pequeñas cantidades de vegetales: diente de león, rúcola, hierba fresca, acelgas, hojas de zanahoria, hojas de coliflor, hojas de higuera, escarola, endivia, col, espinacas, tréboles, berros, canónigos, lombarda.  Lo ideal sería que contaran entre los elementos decorativos del terrario con plantas naturales Photo para tener a su disposición.

La lechuga es muy pobre en calcio y demasiado rica en fósforo. Es recomendable NO utilizarla para alimentar a los reptiles.

  • Juveniles: 4-5 moscas de la fruta (Drosophila melanogaster),  o 3-4 grillos de talla pequeña (no más largos que el ancho de la cabeza del animal).

No poner exceso de grillos en el terrario, únicamente los que el animal es capaz de consumir en el momento.
Es importante que los grillos a su vez estén BIEN alimentados. Si los grillos tienen el intestino vacío no son buena fuente de nutrientes. Podemos alimentar a los grillos con piensos de loro o conejo, hojas verdes (excepto lechuga) y un poco de manzana o patata para proporcionarles humedad.
SUPLEMENTO VITAMINICO MINERAL : Se puede ofrecer dos veces a la semana un poco de carbonato calcico y vitamina D3 a los camaleones.. Se puede dar conjuntamente en suplementos comerciales (por ejemplo: Zoomed Reptivite o Nekton MSA).

Agua:
Los camaleones beben aproximadamente una vez a la semana gotas de rocío condensadas en las hojas. Podemos imitar esto con sistemas de goteo para terrarios (sistema humidificador Zoomed Little Dripper) siguiendo un trayecto por las distintas hojas de la decoración; también nos sirve para mantener la humedad en el terrario.
Luz ultravioleta:
Imprescindible para una buena salud. Durante 10-12 horas al día. Puede utilizarse un fluorescente 10.0 o superior o un foco de vapor de mercurio. Este último tiene las ventaja de combinar luz blanca, luz UVB y calor, y no tener que cambiarse cada 3-4 meses como los fluorescentes ultravioleta; en contra su alto precio.
Puede utilizar luz solar directa (sin cristales ni plásticos por medio) en verano.

Temperatura:

Es necesario comprar dos termómetros para controlar la temperatura en la zona fría y caliente del terrario (buscaremos un gradiente de temperaturas).
Debe crearse un punto caliente de 29-35 ºC en un extremo del terrario para especies tipo Chamaleo calyptratus (24-28ºC para especies de montaña como Furcifer pardalis). Independientemente de la especie, la temperatura bajo los focos ha de ser de 35ºC. El animal utilizará esta fuente de calor a voluntad y cuando ya se sienta caliente se alejará a una zona más fresca. La comida debe ser colocada en el extremo más fresco para evitar que se reseque. La temperatura en la zona más fría del terrario no debe bajar de 25 ºC.
Instintivamente los camaleones buscan calor donde hay luz, por lo que es preferible utilizar un foco que combine luz ultravioleta, luz normal y calor.
Para mantener la temperatura nocturna un foco de luz infrarroja (no detectan la luz roja). 25º para Ch. calyptratus y 18º para especies de montaña.
Humedad:
Los camaleones necesitan una humedad de 70-80% en el caso de calyptratus y superior para especies de montaña (80-100%). Esto se consigue pulverizando un par de veces al día el terrario y con sistemas de goteo para mantener la misma.
La humedad es básica para estos animales, pero siempre prima una buena ventilación a la humedad, por ello es mejor mantenerlos en “flexarios” (terrarios de malla) o incluso en jaulas de ave de barras horizontales adaptadas para ellos que en acuarios reconvertidos o en terrarios con poca ventilación.
Substrato:
A pesar de que los camaleones no suelen bajar al suelo, es preferible (en caso de que puedan estar en contacto con el mismo) ponerles un substrato de fibra de coco y ramas que lleguen al suelo para que puedan regresar a las zonas altas del alojamiento.
NOTA: en caso de que su camaleona baje frecuentemente al suelo y se encuentre inquieta y excavando en el substrato, acuda urgentemente a su veterinario; podría tener retención de huevos y comprometer su vida gravemente.

10. QUELONIOS.
Los quelonios como todos los reptiles son animales ectotérmicos, es decir, dependen de fuentes de calor exteriores para su regulación térmica, sin embargo pueden regular dentro de unos límites su temperatura corporal mediante determinadas pautas de conducta.
Esta característica hace a todos los reptiles muy dependientes de su medio y por lo general se puede asumir que un reptil estará en buenas condiciones de salud en gran parte si su medio es el adecuado.
Todos los reptiles son portadores potenciales de Salmonella, hecho del que informaremos a los propietarios, recomendándoles que tanto el agua sucia de los galápagos como el agua proveniente de limpiar los terrarios y habitáculos de los reptiles se tirará por el wc y nunca por el fregadero y siempre tras manejar a un reptil nos lavaremos las manos.
10.1 GALÁPAGOS
Son los reptiles más numerosos en los hogares y comprenden tanto a los galápagos “tradicionales” como a las tortugas de caparazón blando de los géneros Apolone y Trionix.
Sin duda la especie más común y que tomaremos como especie modelo es la tortuga de Florida Trachemys scripta, en cualquiera de sus dos subespecies más comunes T. s. scripta y T. s. elegans.
DATOS VITALES.

  • Longevidad: 40 años
  • Longitud del espaldar: 13-35 cm (mucho mayor en las hembras)
  • Temperatura zonal óptima (T.Z.O) : 24-30o C
  • Pubertad: 3-8 años (bajo buenas condiciones de mantenimiento)
  • Varias puestas al año.
  • Incubación: 55-65 días (a 26-28o C)
  • Tamaño de la puesta: 4-10 (25).

SEXADO
Relativamente fácil al alcanzar la madurez sexual fijándonos en detalles como la longitud de la cola (mucho más larga y gruesa en la base en los machos); el orificio de apertura cloacal, el cual supera las placas del caparazón más caudales en los machos mientras en las hembras se presenta debajo de la placa anal del espaldar; las manchas de la parte inferior del caparazón (plastrón) que normalmente permanecen en los machos en la edad adulta  o incluso se presentan con un patrón muy similar a los juveniles. Las hembras adquieren una talla mucho mayor que sus compañeros.
Uno de los caracteres sexuales más fiables es la longitud de las uñas de las extremidades anteriores, siendo en los machos mucho más largas que en las hembras (en ejemplares sanos), que emplean durante el cortejo y para agarrarse a las hembras durante la cópula (imagen 71).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 71: detalles de las uñas de una Trachemys hembra (izda) y macho (drcha). (Fuente: testudines.org)
ALOJAMIENTO
Los ejemplares jóvenes se pueden mantener juntos, siempre evitando altas densidades.  A medida que van creciendo se vuelven agresivas entre ellas y los machos pueden llegar a inflingir graves mordeduras a las hembras.
Los requerimientos mínimos para estas especies serán un recipiente con una parte acuática (no es necesario tratar el cloro) y una parte terrestre con unas medidas mínimas tomando como unidad de medida el caparazón de nuestra tortuga de 5 caparazones de largo x 3 de ancho x 1,5 de profundidad de agua. Sobre la parte seca deberíamos poner una fuente de calor ya que estos animales comienzan el día asoleándose en la tierra o sobre la superficie del agua, dicha fuente puede ser una lámpara de infrarrojos o de cerámica. Estas lámparas pueden estar encendidas día y noche según necesidad ya que las tortugas no perciben la luz roja y las lámparas de cerámica no emiten luz, por lo tanto no les alteraremos su ciclo día/noche. La fuente de calor debería estar conectada a un termostato de forma que al pasar de 30o-33o se desconecte y al bajar de esta temperatura se active. En torno a 5/7º menos por la noche. Para asegurarnos de que la fuente de calor es efectiva deberíamos poner un termómetro debajo de la lámpara y otro en el extremo opuesto del acuaterrario, de esta forma conseguiremos un gradiente térmico y nuestra mascota podrá elegir la temperatura  a la que desea estar en cada momento. La parte terrestre deberá ocupar entre ¼ y 1/3 de todo el terrario.
El agua deberá estar a unos 24º. Según el tamaño del alojamiento esto se puede conseguir con las propias lámparas caloríficas o poner un calentador de acuario que ya viene con termostato.
Como substrato para la parte acuática podremos usar cantos rodados de un buen calibre según el tamaño de la tortuga y que en ningún caso puedan comer. No son substratos adecuados la arena de acuario, tierra o grava ya que el animal lo puede ingerir y provocarle obstrucciones intestinales.
Es bueno sacar a nuestra tortuga a pasear por casa, siempre bajo supervisión para evitar fugas o escondites que pueden durar meses. También sacarlas a tomar el sol cuando tengamos buenas temperaturas exteriores. Si hacemos esto durante 3 horas al día en verano nos podremos ahorra las lámparas U.V.B. que se venden para reptiles, siempre que la luz solar sea directa, sin atravesar plásticos o cristales.
No obstante no es bueno dejar a las tortugas durante horas en seco “aunque le guste” por el riesgo de deshidrataciones y daños renales.
La hibernación para las tortugas de estos géneros que proceden de climas subtropicales (Florida y alrededores) no es recomendable. En ningún caso deberíamos dejar a nuestras tortugas jóvenes (de menos de 10 cm de longitud o menos de 5 años de edad) realizarla, y en adultos solamente estaría indicada una ligera hibernación si quisiéramos criar con ellas, lo que es bastante difícil sin tener un equipo necesario.
Hay que destacar que el mantenimiento de las tortugas acuáticas es extremadamente sencillo siempre que hagamos una pequeña inversión inicial (como en la mayoría de los reptiles).
Los reptiles son muy “duros” y tienden a enmascarar los síntomas de enfermedad incluso durante años, por ello siempre es mejor prevenir que enfrentarnos a un animal crónicamente enfermo. Muchas veces ante un reptil enfermo los propietarios no se dan cuenta ya que en numerosas ocasiones el animal ya no estaba en buenas condiciones en el momento de la compra y los propietarios no ven la actitud del animal como indicio de enfermedad.
PROBLEMAS ASOCIADOS AL ALOJAMIENTO
Las bajas temperaturas pueden inmunodeprimir al animal, además de bajar la tasa metabólica, esto puede originar numerosas patologías como infecciones en distintas localizaciones, retención de huevos, insuficiencias hepáticas y renales. En animales sanos la distocia puede originarse por falta de un lugar adecuado para la puesta.
Dentro de las infecciones destacan por su prevalencia las neumonías, otitis e infecciones de la piel y caparazón. En las neumonías veremos al animal nadar de forma “escorada” hacia el pulmón afectado en caso de ser unilateral. Podemos aprecias insuficiencia respiratoria con movimientos rítmicos de las extremidades anteriores, respiración con la boca abierta e incluso presencia de espuma por los ollares y la boca. Al realizar estudio radiográfico veremos uno o los dos campos pulmonares con radiodensidad aumentada. El tratamiento será en base a antibioterapia si es posible con antibiograma asociado, antiinflamatorios, diuréticos y mucoliticos. Si es necesario pondremos al animal una sonda esofágica para su mantenimiento
Las otitis o abscesos aurales suelen estar asociadas a bajas temperaturas y a una higiene deficiente del agua, su tratamiento pasa por la extracción quirúrgica del absceso, antibioterapia y antiinflamatorios.
Las infecciones dérmicas pueden asentarse en la piel o en las placas del caparazón. Una de las presentaciones más frecuentes es la “dermatitis ulcerativa del caparazón” donde las bacterias se asientan sobre las placas dérmicas o por debajo de antiguas placas dérmicas de anteriores mudas no eliminadas y comienzan a proliferar; en ocasiones pueden llegar a las placas óseas del caparazón y derivar en osteomielitis (imagen 72). Tratamiento con antibioterapia tópica y sistémica en base a antibiograma, desbridación y reavivación de la herida, antisépticos y si lo consideramos necesario analgesia.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 72: dermatitis ulcerativa del caparazón en una Trachemys hembra.

DIETA.
Las típicas gambas o Gammarus no son un alimento ideal para nuestros galápagos, solamente se los podremos ofrecer puntualmente y como golosinas, su poder nutritivo es prácticamente nulo.
La tortugas jóvenes son casi exclusivamente carnívoras y a medida que van envejeciendo añaden vegetales a su dieta, aunque no siempre los aceptan en cautividad.
La base de la dieta deberían ser peces de agua dulce, congelados y enteros (con vísceras), tipo “Pescadito pejerrey” de venta en la sección de congelados de establecimientos como Mercadona y otros supermercados. A las jóvenes tortugas les podemos ofrecer uno al día para ir bajando paulatinamente a 3 o 4, 2 o 3 veces por semana en los individuos adultos. Siempre descongelados previamente y enteros (les encanta destrozar su comida con la boca y las garras hasta conseguir trozos de tamaño aceptable para ellas). A mayores también podemos aprovechar alimentos de nuestra dieta sin procesamiento de ningún tipo: carne cruda, pescado, marisco, cefalópodos… siempre sin salar y sin cocer. En animales adultos podemos probar a darles diferentes tipos de vegetales como verduras de hoja o legumbres.
En muchas guías y lugares de internet se recomienda como base de la dieta los boquerones enteros congelados; aunque puntualmente pueden formar parte de la dieta, como base de la dieta no son recomendables (se discutirá en la próxima sección)
Un truco para que el agua aguante limpia más tiempo y evitar los desagradables olores que refieren muchos propietarios es darles de comer en un tupper o recipiente aparte, normalmente defecarán durante la media hora siguiente a la comida y evitaremos los malos olores en nuestro acuaterrario.
PROBLEMAS DERIVADOS DE UNA MALA DIETA
Lipidosis hepáticas y renales, juega un importante papel en animales obesos la anorexia y movilización de lípidos al hígado. El tratamiento de lipidosis hepáticas en quelonios pasa por asegurarnos de que el animal sigue comiendo instaurando una sonda esofágica (imagen 73), aporte de vitaminas, aumento de las temperaturas para aumentar el metabolismo y en ocasiones anabolizantes como  la nandrolona y hormonas tiroideas con el mismo fin.
Las afecciones hepáticas como en aves pueden originar sobrecrecimientos de pico y uñas (imagen 74).
Las hipovitaminosis A también son muy frecuentes en quelonios acuáticos, veremos blefaroedema y depósito de material caseoso bajo los párpados, metaplasia escamosa evidente muchas veces en la cara interna del pico córneo y que también juega un papel importante en la aparición de otitis por alteración de la barrera  mucosa, la metaplasia también puede afectar a la mucosa de órganos como pulmones, hígado y riñones con distintas sintomatologías.
Un exceso de proteínas en la dieta puede originar alteraciones renales muchas veces con otros factores concominantes, como deshidrataciones, temperaturas subóptimas y alteraciones cardíacas. Con frecuencia veremos acúmulos de uratos (tofos) tanto en distintas vísceras como en las articulaciones, originando una gota visceral o articular. La trataremos con cambios en la dieta, extracción de los tofos articulares y viscerales que creen problemas y alopurinol paradisminuir las concentraciones de ácido úrico y colchicina como antiinflamatorio.
Sin duda una de la patologías más importante en los reptiles en general es el hiperparatiroidismo secundario nutricional, también conocido como enfermedad ósea metabólica u osteopatía metabólica. Los factores de riesgo son la carencia alimenticia de calcio, mayores necesidades de calcio como para la formación de huevos, hipovitaminosis D3 o exceso de fósforo que puede alterar el ratio Ca/P como en animales alimentados a base de carne cruda sin huesos, jamón york, hamburguesas o carne picada y piensos de animales carnívoros; así como una falta de exposición a luz solar directa o a una fuente de luz U.V.B. de una longitud de onda entre 289 y 310 nm, fuentes de luz que generen longitudes de onda con picos inmediatamente por encima de 310 nm tampoco son recomendables por un proceso de inactivación de dicha vitamina. Como síntomas veremos una descalcificación generalizada muy evidente sobre todo en el caparazón que se muestra muy reblandecido, a veces sangrado espontáneos (el calcio forma parte de la cascada de coagulación), imposibilidad o rechazo a moverse y en ocasiones convulsiones, fracturas espontáneas, distocia…las tortugas suelenmostrar “caparazón en pagoda” (imagen 75) por el reblandecimiento patológico del caparazón que adquiere una forma característica al verse sometido a la tensión de los músculos pectorales y pélvicos. Para su diagnóstico aparte de la anamnesis y sintomatología nos centraremos en la realización de radiografías y en la medición del calcio iónico ya que el calcio puede estar en valores normales o incluso elevados por la movilización del mismo desde los huesos. El caparazón en pagoda puede deberse a una patología actual o a antiguas lesiones que han quedado como permanentes en el animal. Su tratamiento es a base de calcio oral, intramuscular o itracelómico dependiendo de la gravedad y calcitonina a mayores de los tratamientos de soporte necesarios
El piramidismo (forma del caparazón con un crecimiento elevado de las placas en su parte central) puede deberse a un exceso de proteínas en la dieta y a otros factores como el hiperparatiroidismo secundario nutricional (HPSN).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 73: instauración de una sonda esofágica en un galápago leproso (Mauremys leprosa) anoréxico.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 74: sobrecrecimiento de pico en una Trachemys scripta elegans secundario a mala dieta.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 75: caparazón en pagoda en una Trachemys sripta scripta por un episodio antiguo de HPSN. Obsérvese también el modo de sujeción.
MANEJO EN LA CONSULTA
Cuando sea posible intentaremos que esperen a pasar consulta con un sistema de calor  para no alterar su metabolismo, verlos activos y sin alteraciones comportamentales derivadas de una baja temperatura.
Las tortugas acuáticas suelen morder y esto es un síntoma de buena actitud por parte del animal.
Para sacarlas del caparazón podemos aumentar la presión intracelómica apretando simultáneamente las cuatro extremidades (esta técnica también nos valdrá para sacar una extremidad presionando  las otras tres y la cabeza), con suerte también conseguiremos una muestra de heces y orina a  la vez. Sin embargo el ponente prefiere usar una aguja de un calibre adecuado para la talla del animal con la punta cortada y girada como un anzuelo con el que se sujeta la cabeza del animal por la parte frontal del pico córneo a través de la comisura. Dejamos colgando a la tortuga que después de unas cuantas flexiones del cuello se dejará manejar una vez agotado. Este sistema no es adecuado para animales de gran talla por el riesgo de lesiones cervicales.
Para la exploración de la cavidad oral podemos usar el mismo método anterior con otra aguja sin punta en la mandíbula para forzar la apertura mandibular (imagen 76).
Para la exploración de los movimientos del animal simulando la natación sujetamos al animal con 4 dedos juntos por la parte central del plastrón sin que nos alcance con las extremidades, del mismo modo que se muestra en la imagen 75. Tendremos cuidado con las posibles caídas.
Aunque todas las tortugas acuáticas tienden a morder de adultas (algo menos  los emídidos europeos), hay tres tipos de tortugas donde el manejo cambia por las graves heridas que nos pueden infligir, son la tortuga mordedora (Chelydra serpentina), la tortuga caimán (Macrochelys temminckii) y la tortugas de caparazón blando de los géneros Apolone y Trionyx. Para las dos primeras usaremos un método de sujeción con una mano en la placa nucal justo encima de la cabeza o en la parte inferior del animal dependiendo de su peso y la otra en las placas marginales caudales del espaldar (imagen 77) o de la base de la cola (imagen 78).
Con las tortuga de caparazón blando tendremos que estar alerta por su cuello extremadamente largo y flexible que nos puede alcanzar incluso si la agarramos por la parte posterior. Para manejarlas las sujetaremos por la parte más caudal del caparazón mientras que con la otra mano o algún objeto las distraemos a una distancia prudente de la boca (seguramente se tirarán a morder, en especial los ejemplares adultos y de buen tamaño). En cuanto sea posible las sujetaremos por el cuello. Estas tortugas son especialmente resbaladizas pero evitaremos poner en el medio de nuestra mano y la piel del animal gasas o toallas para no dañarles la piel (imagen 79).
Para la auscultación pulmonar en las tortugas ponemos gasas húmedas entre el caparazón y el fonendo para aumentar la superficie de contacto del mismo, sin embargo la auscultación cardíaca no es muy efectiva aunque podemos usar el mismo método recordando que el corazón se halla entre las extremidades anteriores, de forma ideal deberíamos usar un doppler para investigar el ritmo cardíaco y posibles soplos y demás alteraciones.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 76: método para la extracción de la cabeza y apertura bucal con agujas a modo de anzuelo en una Trachemys. Se evidencia un granuloma en el paladar blando.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 77: Chelydra serpentina en actitud agresiva sujetada por la base de la cola y el plastrón, con las manos alejadas de la cabeza del animal.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 78: Macrochelys temminckii sujetada por la cola y placa nucal.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 79: Apalone sinensis mostrando su método de sujeción.
TECNICAS DE EXTRACCION E INSTAURACION DE VIAS
Son las mismas tanto para galápagos como para tortugas de tierra. Para la extracción de muestras de sangre tenemos abundantes localizaciones que nos pueden servir para adaptarnos al tamaño del paciente.

  • Vena yugular: el método de elección del ponente. Con el cuello extendido insertamos la aguja por detrás del tímpano  ligeramente por encima de la línea media. En algunas especies o individuos podremos observar la vena, en otras tendremos que buscar. Mejor la derecha por ser de mayor grosor (imagen 80).
  • Seno subcaparacial o cervical: especialmente accesible para animales de pequeña talla (imagen 81). Con el paciente con el cuello extendido insertamos una aguja de forma paralela al cuello del animal por debajo de la placa nucal. Si topamos con la parte inferior de las vértebras cervicales nos retiramos un poco y volvemos a profundizar ligeramente más ventral. Es posible que nos salga un líquido transparente consistente en linfa (también hay un vaso linfático en la zona), introducimos un poco más la aguja y llegaremos al seno. No obstante en extracciones especialmente difíciles la linfa nos puede servir también para un perfil bioquímico.
  • Vena radial: en el pliegue de la articulación del codo, bastante superficial. Tendremos que sujetar firmemente al animal y la extremidad.
  • Vena coccígea dorsal: abundantes referencias en la literatura pero en opinión del ponente más difícil que las demás localizaciones por la movilidad de la cola. Insertamos la aguja con un ángulo de 90o de forma perpendicular a la cola hasta que topemos con las vértebras, una vez ahí retiramos ligeramente la vena. Su éxito muchas veces depende de no desviarse del punto medio de la cola y no aplicar demasiada presión negativa, más fácil cuando más en la base de la cola lo realicemos

Los reptiles presentan tiempos de coagulación mayores que las aves y los mamíferos y por ello nos podemos tomar más tiempo en la extracción sin compromiso de la muestra.
En las tortugas el uso de vías intravenosas no es muy frecuente por su anatomía y se suele limitar a la yugular en animales especialmente críticos y en estado de shock. Normalmente trabajaremos con vías intraóseas. Se ha descrito la posibilidad de instaurar una vía en la parte caudal del puente del caparazón (la parte que une el espaldar y el plastrón) aunque algunos estudios dicen que la absorción de fármacos y suero no es buena. Ante la duda siempre optar por vías intraóseas en las localizaciones habituales descritas en mamíferos. La instauración del catéter puede ser mucho más fácil si el animal está descalcificado, hasta el punto de hacernos dudar si hemos alcanzado la capa cortical del hueso o no.  Haremos radiografías de comprobación. En ocasiones como secuela o síntoma de enfermedad ósea metabólica los huesos largos se presentan con angulaciones patológicas que nos pueden dificultar la inserción del catéter.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 80: extracción sanguínea de la yugular derecha en un galápago leproso (Mauremys leprosa).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 81: extracción sanguínea del seno subcaparacial en una tortuga de pequeño tamaño (Sternotherus odoratus) usando una aguja sin punta para el control de la cabeza y cuello.

 

10.2 TORTUGAS TERRESTRES
Tradicionalmente han sido los reptiles más mantenidos como macotas aunque en las últimas décadas se han visto superados por los galápagos norteamericanos. En el levante español se llevan manteniendo en los hogares desde hace generaciones.
Hay numerosas especies disponibles en el mercado cada una con características peculiares, pero las más frecuentes son  nuestra tortuga mora (Tesuto graeca), la tortuga mediterránea (Testudo hermanni) y la tortuga rusa (Agrionemys horsfieldii). Distinguir dichas especies es sumamente fácil fijándonos en una serie de detalles anatómicos. La tortuga mediterránea tiene la placa anal dividida en dos por la mitad y presenta una pequeña uña córnea en la punta de la cola, la mora  no presenta estas características y tiene un pequeño tubérculo o tuberosidad en la cara caudal del muslo (tuberosidad femoral)   y la rusa presenta varios tubérculos femorales y una uña en la punta de la cola, además de presentar una silueta más redondeada y una característica coloración verde oliva.
DATOS VITALES (Para T. graeca)

  • Longevidad: más de 100 años
  • Longitud del espaldar (diferencias entre subespecies y mayor en las hembras):

-macho: 13-18
-hembras: 18-35

  • T.Z.O: 20-27o C
  • Pubertad (bajo buenas condiciones de mantenimiento):

-machos 5 años.
-hembras 8-10 años

  • Varias puestas al año (1-4)
  • Incubación: 60 días (a 26-28o C) pero enormemente variable
  • Tamaño de la puesta: 3,5 huevos de media.

SEXADO
Al alcanzar la madurez sexual aparecen los caracteres sexuales como la longitud de la cola, más larga y gruesa en la base en los machos; el orificio de apertura cloacal que supera las placas del caparazón más caudales en los machos mientras en las hembras se presenta debajo de la placa anal; los machos presentan una concavidad en el plastrón para facilitarla cópula.
Las hembras adquieren una talla mayor.
En algunas especies aparecen otros caracteres, como el iris de color rojizo en los machos de Terrapene carolina triunguis mientras que en las hembras es amarillo anaranjado (no es un detalle fiable) o la prolongación de las placas gulares en los machos  de Centrochelys (Geochelone) sulcata, que usan para las peleas entre machos durante el cortejo.
ALOJAMIENTO
Lo mejor es mantener a un macho con dos o tres hembras, los machos pueden ser muy persistentes a la hora de copular en la primavera y si lo alojamos con una sola hembra la podría estresar e incluso interferir en su alimentación, a mayores los machos suelen pelear entre sí por las hembras.
Muy recomendable su alojamiento en el exterior en los meses más cálidos del año. En edades juveniles es mejor tenerlas en un cercado para evitar que se pierdan o que sean depredadas. Si las temperaturas no se encuentran por encima de 27o grados mejor en un terrario con las condiciones ambientales controladas y monitorizadas.
Necesitan un aporte de radiación solar directa importante. Si las mantenemos en terrario la mejor fuente de radiación ultravioleta son los focos de vapor de mercurio que emiten luz visible, U.V.B y calor. En caso de usar fluorescentes usaremos uno de graduación 10.0 o superior y siempre a menos de 30 cm de los reptiles. Con los fluorescentes la emisión de luz ultravioleta comienza a caer a partir de los 3 meses de su instalación y a partir del medio año es casi insignificante. Debemos cambiarlos asiduamente. Para otros sistemas de luz U.V.B. como las lámparas halógenas nos fijaremos en la gráfica del espectro emitido comprobando que exista un pico entre los 280-310m nanómetros y después una depresión en el espectro. Nunca habrá cristales ni plásticos entre la fuente de radiación y los reptiles.
Como ya se ha mencionado, son animales estacionales y en los meses de frío hibernan. Notaremos que cuando empieza a bajar la temperatura la tortuga pierde actividad y come menos. También buscará un lugar donde refugiarse. Las tortugas acabadas de nacer o cualquier tortuga que no esté en perfecto estado de salud no deberían hibernar para aumentar la supervivencia y nunca los animales más jóvenes de 5 años. En estos casos, será necesario mantenerlas en el interior de casa en condiciones de verano permanente, es decir, a una temperatura diurna de 26-350C y 18-20ºC de temperatura nocturna. Se suele hacer un ciclo día-noche de unas 12 horas. Independientemente de la temperatura zonal óptima para cada especie, instauraremos en una esquina del terrario un punto de calor a 35o de forma que creemos un gradiente térmico donde el animal puede escoger la temperatura ideal en ese momento. Siempre pondremos los puntos de calor y de luz juntos ya que los reptiles buscan el calor por la luz.
En caso de que queramos criar con las tortugas el proceso de hibernación es importante, si no tenemos intenciones de criar lo mejor es no hacerlas entrar en hibernación ya que es un proceso delicado y complicado de regular en cautividad y podemos originarles patologías por una mala hibernación. Una buena forma de que las tortugas hibernen con unas condiciones controladas es comenzar a bajarles la temperatura gradualmente durante un mes y cuando estén por debajo de 18o  dejarlas a temperatura ambiente durante unos días antes de introducirlas en una caja una nevera a 4o , hay que tener presente el riesgo potencial de salmonelosis, lo ideal es controlar las condiciones higiénicas de la caja al máximo evitando pérdidas en caso de orina y que el animal no contacte con la parte exterior del recipiente. Antes de la hibernación dejaremos de alimentar al animal unos 15 días antes con vistas a que no quede comida en su aparato digestivo y evitar fermentaciones, infecciones de origen intestinal o parasitosis que pueden comprometer el despertar de la mascota
El substrato más recomendable es la fibra de coco que pueden ingerir y ser eliminada sin problemas. Es aconsejable bañar a la tortuga una o dos veces por semana en un recipiente con un par de dedos de agua tibia de forma que le cubra la cloaca durante 15-30 minutos. Así hidrataremos al animal, fomentaremos la ingestión de líquido y su absorción a través de la cloaca y fomentaremos la defecación.
PROBLEMAS ASOCIADOS AL ALOJAMIENTO
En su mayor parte los mismos que para los galápagos aunque con distintas incidencias. La hipovitaminosis A es muy rara en tortugas de tierra pro su alimentación. Los abscesos aurales se pueden desarrollar aunque en menor tasa que los galápagos, al no tener la influencia de una mala calidad del agua y ser las hipovitaminosis A mucho más raras. 
A cambio las rinitis como resultado de inmunodepresión por temperaturas subóptimas o variaciones demasiado amplias de las temperaturas día/noche son muy frecuentes, así como las estomatitis. Destacaremos que tanto  las rinitis como las estomatitis pueden ser por características del alojamiento o tener un origen vírico.
Por su metabolismo renal diferente al de los galápagos las patologías renales son ligeramente distintas, aunque la insuficiencia renal también la pueden sufrir, por el hecho de eliminar los metabolitos proteicos en forma de uratos insolubles en vez de urea, las urolitiasis son frecuentes y pueden llegar a ocupar incluso todo el volumen vesical. El diagnóstico ante un paciente con sospecha de urolitiasis se realiza a través de radiografía. Su resolución es quirúrgica a través de la cloaca o por plastrotomía.
Los sobrecrecimientos de pico y uñas son frecuentes (sobre todo los de uñas) por un substrato no abrasivo.
Las distocias o retenciones de huevos pueden ser por factores alimenticios como el HPSN o de manejo como falta de luz U.V.B. o falta de lugares adecuados para la puesta (imagen 82). El tratamiento con oxitocina de 1 a 10 UI/kg es muy efectivo en quelonios, siempre con una dosis de calcio a 100 mg/kg inyectada una hora antes de la primera dosis de oxitocina
En tortugas alojadas en el exterior las miasis son frecuentes por heridas infectadas que pueden pasar desapercibidas al propietario; en tortugas alojadas en terrarios las parasitosis suelen ser muy frecuentes por estar en contacto frecuentemente con sus heces de forma que se vuelven a reinfectar sucesivas veces.
Hay que destacar que los parásitos en los reptiles tienen ciertas funciones como fluidificar el contenido intestina, estimular el sistema inmune e intervienen el equilibrio bacteriano (los protozoos); a pesar de esto las últimas tendencias son las de desparasitar en la medida de lo posible para evitar mayores problemas ante patologías concurrentes o en estados de inmunodepresión del animal, las citaremos para un análisis coprológico y “desparasitación a la carta” en épocas críticas como la primavera y el otoño.
La obstrucción por cuerpos extraños son muy frecuentes por un mal substrato y pueden llegar a comprometer la vida del animal si no los tratamos a tiempo (imagen 83).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 82: distocia de 6 meses de duración en una tortuga carbonaria (Geochelone carbonaria), por falta de sitio adecuado para la puesta. Tanto los huevos como el animal se encuentran bien calcificados. El propietario refirió que medio año antes el animal “había perdido” un huevo mientras andaba por la cocina

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 83: tortuga mora mantenida con substrato de arena que ha causado una obstrucción por ingestión crónica e impactación.
DIETA
Son herbívoras y la base de la dieta será verdura de hojas. Si habita en un jardín comprobaremos que come césped, trébol, malas hierbas... Tendremos que vigilar que no tenga a su alcance plantas tóxicas como ficus, helechos... También tendremos que ofrecerle verdura fresca como escarola, endivia, hojas de zanahoria, espinacas, acelgas, canónigos, berros, col, coliflor, calabacín, pepino, pimiento, zanahoria, cuanto más oscura sea la hoja más nutritiva será. La lechuga no es muy recomendable.
Sienten especial predilección por las flores que les podemos aportar como premio, también les gustan los higos e higos chumbos que les podemos ofrecer en la temporada.
Limitaremos la fruta a trozos del tamaño de su cabeza y un par de veces a la semana por su alto contenido en azúcares que pueden originar disbiosis intestinales y diarreas.
Para el desgaste del pico les ofreceremos heno por ser muy abrasivo, aunque en cautividad y por la dieta variada de la que suelen disfrutar lo normal es que lo rechacen. El heno debe ser la base de la dieta en tortugas del desierto tipo Centrochelys (Geochelone) sulcata y tortugas leopardo (Stigmochelys pardalis).
Por muy variada que sea la dieta el animal siempre tendrá sus preferencias, para evitar esto y equilibrar la dieta podemos cortarle la comida en trozos pequeños a costa del escaso desgaste del pico córneo.
Les espolvorearemos suplementos de calcio y Vitamina D3 a diario en las crías y 2-3 veces por semana en los adultos, mejor suplementos de medicina humana como Multicentrum® por ser de mejor calidad y pasar más controles.
PROBLEMAS DERIVADOS DE UNA MALA DIETA
El HPSN también es muy frecuente en las tortugas terrestres aunque la etiología suele ser más por un aporte dietario de calcio y vitamina D menor al requerido o falta a exposición de luz U.V.B. que por un exceso de fósforo como ocurre en las especies carnívoras. De ahí la importancia de la suplementación con calcio y vitamina D.
Los sobrecrecimientos de pico suelen derivar de un escaso desgaste por una dieta rica en alimentos suculentos y poco fibrosos, de ahí que se recomienden las malas hierbas de los jardines o un “jardín salvaje” para su mantenimiento exterior.
En la naturaleza esporádicamente estas tortugas ingieren comida de origen animal como caracoles o insectos, pero de forma anecdótica; en cautividad nunca les daremos comida animal como pienso de perro o gato por poderles producir patologías renales por exceso de proteína e influir junto con una humedad excesiva en la aparición de piramidismo de las placas del espaldar.
El resto de patologías derivadas de la dieta son similares a las tortugas acuáticas.
MANEJO EN CONSULTA
Son animales relativamente fáciles de manejar en la consulta con las mismas técnicas que en galápagos. Puntualmente en especies de gran talla tendremos que proceder a su sedación aunque puede ser en un tiempo muy prolongado si no usamos la vía itravenosa.
Las tortugas terrestres es extremadamente raro que muerdan, pero pueden presentar otros peligros que muchas veces pasan inadvertidos. Una tortuga de una talla importante nos puede atrapar los dedos o la mano en la fosa prefemoral durante una palpación de la cavidad celómica. El animal de la imagen 84 se encontraba libre por la casa y el hurón de la familia se metió siguiendo la naturaleza curiosa que les caracteriza por la fosa prefemoral. La tortuga se introdujo dentro del caparazón y el carnívoro falleció. Tras intentos infructuosos de abrir a la tortuga entre 4 personas adultas apretando las tres extremidades no implicadas y la cabeza o tirando directamente de la extremidad en la que se había quedado atrapado el hurón, hubo que llevarla a consulta y sedarla. Esto nos muestra que muchas veces los potenciales peligros son de naturaleza muy variada y pueden pasar desapercibidos.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 84: tortuga de espolones (Centrochelys sulcata) de 17kg de peso que ha atrapado a un hurón en su fosa prefemoral derecha.


11. LAGARTOS
Constituyen un grupo muy numeroso y que abarca desde las iguanas y pogonas, pasando por los geckos hasta los camaleones. Las especies más habituales son las iguanas (Iguana iguana), pogonas (Pogona vitticpes) los geckos leopardos (Eublepharis macularius) y el camaleón velado o de Yemen (Chamaleo chaliptratus) y el pantera (Furcifer pardalis).
Por su gran diversidad referiremos al alumno a tratados de herpetología o al “Manual de Animales Exóticos”13 para la consulta de sus características biológicas.
SEXADO
Varía mucho dependiendo de las especies. Las iguanas, geckos y pogonas presentan unos poros conocidos como poros femorales, prefemorales o anales según su localización en las extremidades posteriores; mucho más evidentes en los machos maduros sexualmente y que prácticamente pasan desapercibidos en las hembras (imagen 86). A mayores y como regla general para todos los machos, su cola es más gruesa en la base por tener que alojar los hemipenes .Si no lo tenemos claro podemos evertir dichos hemipenes (imagen 87) aplicando presión con el dedo pulgar inmediatamente caudal al hemipene en dirección hacia craneal o bien inyectando suero salino en el órgano copulador, la eversión de hemipenes  puede resultar estresante para el animal.
Los machos suelen alcanzar tallas más grandes y tener colores más vivos, distintos patrones de color u otras características sexuales secundarias más desarrolladas como pliegues gulares, excrecencias y tuberosidades mucho más evidentes que en las hembras, como en el macho de la iguana o en los machos de los camaleones.
El macho del camaleón de Yemen (imagen 88) presenta entre los dedos 2º y 3º  a nivel caudal una especie de espolón que no está presente en la hembra.
Hay especies que no presentan dimorfismo sexual alguno y tendremos que sexar por endoscopia, como los lagartos venenosos del género Heloderma (imagen 89). Destacaremos que las dos especies que comprende el género tienen un metabolismo de los más bajos entre los reptiles y si les administramos la anestesia intramuscular tardarán horas en dormirse.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 86: detalle de los poros femorales y base de la cola engrosada y con la silueta marcada de los hemipenes en un macho de pogona.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 87: eversión manual de los hemipenes en el mismo animal de la imagen 86.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 88: macho de camaleón de Yemen mostrando un gran colorido y el casco mucho mayor y de más altura que en las hembras. Se puede apreciar la silueta de los hemipenes en la base de la cola.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 89: endoscopia de sexado de monstruo de Gila (Heloderma suspectum), el animal resultó ser macho (imagen en miniatura: testículo, en la parte inferior se aprecia parte del cuerpo graso izdo)
ALOJAMIENTO
Variará mucho dependiendo de la especie y de su procedencia geográfica originaria. En el caso de que desconozcamos los requerimientos concretos para una especie en particular debemos consultar las características climáticas en su área de distribución, aunque pueden variar enormemente dependiendo de cada biotopo y si la especie presenta un área de distribución muy amplia pueden ir desde zonas casi desérticas a subtropicales.
Por lo general diremos que necesitan una fuente de calor con un gradiente térmico confirmado mediante dos termómetros en los extremos del terrario y conectado a un termostato que regulará su funcionamiento y U.V.B. con las mismas características que las explicadas hasta ahora. Animales de desierto necesitarán mayores cantidades de U.V.B (como fluorescentes 10.0 o 12.0) que aquellos de los trópicos que viven en zonas con una vegetación densa que limita el paso de la luz solar (en los que puede ser suficiente un fluorescente 5.0). Si usamos una fuente de U.V.B  de vapor de mercurio se la encenderemos unas 10-12 horas a los animales desérticos y unas 6 a los animales de bosques densos. Desde hace un par de años se recomienda también la luz U.V.B. de baja intensidad (fluorescentes 2.0) o luces U.V.B. especiales para reptiles nocturnos con vistas a imitar la luz U.V.B. reflejada por la luna durante la noche.
Animales arborícolas como las iguanas o ciertas especies de geckos (como Rhacodactylus Ciliatus) necesitarán ramas a distintas alturas y que alcancen el suelo para que se puedan volver a subir en caso de bajar al fondo del terrario, estas ramas han de quedar a una distancia segura de las fuentes de calor para evitar quemaduras, los reptiles se pueden quemar mientras se asolean sin aparentemente darse cuenta y las quemaduras pueden ser muy extensas. Este hecho todavía no tiene una explicación.
Independientemente de su origen les pondremos un recipiente con agua para beber y en el que se puedan introducir completamente en caso de quererse dar un baño.
En la medida de lo posible para algunas especies como pogonas y geckos refugios y para otras como las iguanas y los camaleones ciertas zonas con una vegetación más densa donde se puedan esconder.
Para el control de la humedad en animales de requerimientos altos de este parámetro nos podemos plantear la instalación de nebulizadores o pulverizadores de lluvia en el terrario, que controlados por programadores eléctricos y midiendo el grado de humedad con higrómetros nos darán unas características ambientales mucho más controladas.
Los camaleones tienen unas características especiales que hacen que necesiten unos alojamientos ligeramente distintos; por lo general son animales con unos altos requerimientos de humedad aunque en ellos primará una buena ventilación sobre la humedad, de forma que se les suele alojar además de en terrarios en “flexarios”, alojamientos de malla con una ventilación muy eficiente y en los que el camaleón se siente más resguardado y por tanto menos estresado al tener cierto efecto pantalla (imagen 90).
Respecto a los substratos, igual que en tortugas de tierra el más recomendado es el de fibra de coco. Hay disponible en los establecimientos especializados arena roja del desierto de diámetro muy fino para reptiles desérticos con un gran efecto visual y que se vende como seguro para los reptiles. A pesar de no ser tan patógeno como la arena normal o la gravilla, la ingestión crónica de pequeñas cantidades puede causar problemas.
Hace pocos meses ha aparecido en el mercado un nuevo tipo de substrato para animales desérticos (imagen 91) consistente en perlas de CaCO3 que según el productor es soluble y no provocará obstrucciones además de ser una buena fuente de calcio. Evidentemente si la velocidad de ingestión es mayor que la de solubilización (hecho muy probable) las obstrucciones ocurrirán igualmente.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 90: terrario casero de malla para camaleones, se observa la lámpara de vapor de mercurio que emite luz visible, U.V.B. y calor en el techo del terrario y a una distancia de las ramas segura para evitar quemaduras, una boquilla del sistema de lluvia delante de la puerta, una vegetación densa para minimizar el estrés del animal y un comedero para alojar grillos en el lateral derecho del terrario (el camaleón los puede cazar sin que se escapen por todo el terrario).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 91: nuevo substrato para animales desérticos formado por perlas de carbonato cálcico.
PROBLEMAS ASOCIADOS AL ALOJAMIENTO
En general similares a los descritos en tortugas. Para un diagnóstico precoz de HPSN en animales asintomáticos, presionaremos las ramas de la mandíbula de forma bilateral, si detectamos reblandecimientos haremos analíticas y radiografías. Las alteraciones mandibulares en animales aquejados de esta patología pueden llegar a ser muy notables por la sustitución de la estructura del hueso por tejido fibroso, especialmente en iguanas (imagen 92). La descalcificación puede llegar a ser muy notable radiográficamente en lagartos, sobre todo en animales en puesta con requerimientos cálcicos mucho mayores de lo habitual (imagen 93).
Hemos de destacar que para comprobar la calcificación ósea de un paciente radiográficamente lo hemos de hacer comparándolo con una radiografía previa del mismo animal; evidentemente esto en la mayoría de la casuística no será viable y de ahí la necesidad de la medición del calcio iónico (el metabólicamente activo).
Un problema típico de algunas especies de lagartos son las abrasiones faciales por intentos de fuga a través de pequeños orificios, esto es especialmente frecuente en el dragón acuático chino (Physignathus cocincinus).
Las distocias también son muy frecuentes en este grupo, tanto por falta de lugares adecuados para la puesta como por HPSN u otras etiologías concominantes. Las distocias son extremadamente frecuentes en los camaleones. A pesar de que la oxitocina también se usa en ocasiones con éxito en los lagartos, su efectividad es menor que en quelonios y muchas veces la resolución será quirúrgica. En el caso del camaleón si hace intentos por poner le suplementaremos con calcio y le pondremos en el terrario una zona de puesta excavando un agujero con una inclinación inicial de 40o y una longitud aproximadda del túnel de 30 cm, cubierto por ramas u hojas para minimizar el estrés del animal. Si aún así no se produjera la puest apodemos hacer un nuevo intento con calcio y oxitocina, aunque lo más probable es que tengamos que realizar intervención quirúrgica (imagen 94). Los camaleones presentan una adaptación reproductiva en forma de superovulaciones por las cuales frecuentemente la hembra pone y a continuación se muere. Para evitar esto vigilaremos al paciente estrechamente y realizaremos una ovariohisterectomía en el momento de la intervención.
Con respecto a los sistemas de calefacción y en general para todos los reptiles son más idóneos los sistemas en forma de bombillas donde el calor llega desde la parte superior en vez de aquellos en los que el calor viene de las partes inferiores del terrario, ya que os reptiles suelen tener una capa de capilares subcutáneos a nivel dorsal donde incide el calor solar calentado la sangre de dichos capilares que después se repartirá por el resto del organismo; los sistemas de calefacción como mantas térmicas, cables y rocas calefactoras además de ser menos eficientes para el animal como sistema de calor, pueden producir disbiosis y fermentaciones intestinales por incidir directamente sobre el abdomen del animal, alterando el crecimiento bacteriano y su metabolismo, además del posible riesgo de quemaduras.
Las estomatitis como secuela de temperaturas subóptimas o una mala iluminación también son frecuentes en camaleones (imagen 95). Puntualizaremos que los camaleones cuando están hambrientos secretan un liquido con la boca entreabierta, maloliente para atraer a las presas y que puede confundirse con estomatitis.
Un problema especialmente frecuente en las pogonas es la constipación, resultado de una mala hidratación con baños y una dieta hiperproteica por demasiado alimento de origen animal en detrimento de los vegetales. Se genera abundante ácido úrico por el metabolismo de las proteínas que actúa como un tapón para el material fecal alojado en tramos intestinales anteriores. Cuanto más tiempo pasa el material fecal en el recto  más se deshidrata y empeora la patología. Baños en agua tibia, enemas de agua jabonosa o de medicina humana y si hace falta rehidratación intraósea o subcutánea nos ayudarán a  resolver el problema. Si el animal está anoréxico le sondaremos papilla de convalecencia para herbívoros.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 92: alteraciones mandibulares en una iguana por HPSN, también podemos observar una abrasión corneal secundaria a un mal substrato.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 93: descalcificación generalizada en un Chamaleo chaliptratus gestante. El diagnóstico de gestación se realizó por la protusión de los huevos sobre las pareces celómicas y ecográficamente. El mismo animal había hecho una puesta 3 meses antes.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 94: ovariohisterectomía en una iguana verde afectada de HPSN. Obsérvese el tamaño de la puesta en relación al animal.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 95: Chamaleo melleri aquejado de estomatitis grave.
DIETA
Los lagartos pueden ser herbívoros estrictos como la iguana, carnívoros estrictos como los varanos, insectívoros como los camaleones o bien omnívoros como las pogonas, tomando más comida de origen animal cuando son jóvenes y solamente un par de veces a la semana de adultas.
A las iguanas en cautividad tendremos que proporcionarles una dieta vegetal variada consistente en un 70% de hojas verdes (escarola, acelgas, espinacas, lechuga, canónigos, berros, endibias, hojas de zanahoria, col, flores y hojas de diente de león, trébol, césped...), un 20% de otras verduras (calabacín, pepino, pimiento, zanahoria...) y un 10% de frutas, éstas de forma opcional. A las iguanas jóvenes les cortaremos la ración diaria en trocitos pequeños para facilitarles la masticación y minimizar que escojan los ingredientes que más les gusta. Se ha de suplementar la dieta con un preparado en polvo de carbonato cálcico 3-4 veces por semana y un multivitamínico que contenga vitamina D3 una vez por semana.
La dieta de los camaleones será de grillos preferentemente hembras por tener menos quitina al no presentar élitros (las alas con las que emiten sonido) y nunca más grandes que el ancho de su boca (norma general para todos los animales que coman grillos). 3-4 por día. A medida que van creciendo podemos intentar añadir pequeñas cantidades de verdura a la dieta aunque probablemente la rechacen. Otra forma de que ingieran materia vegetal es ponerles en el terrario plantas comestibles como los ficus o potos, aunque estas especies presentan cristales de oxalato cálcico en las células de sus hojas a los reptiles parece no afectarles. Suplementaremos la dieta con complementos cálcicos y vitamina D3 4-5 veces por semana en los animales jóvenes y gestantes y 2 veces por semana para los adultos, rebozando a los grillos en el polvo mineral introduciéndolos en una bolsa con una pequeña cantidad del suplemento. Si usamos cantidades exageradas de suplementos es posible que la mascota perciba el sabor o la consistencia del mismo y rechace la presa.
Las pogonas jóvenes comerán 3-4 grillos al día, alternados esporádicamente con tenebrios. A medida que van creciendo les vamos añadiendo otras fuentes de proteína como zoophobas o gusanos de seda, bajando paulatinamente la cantidad de comida animal y subiendo la de vegetales. Las pogonas pueden rechazar la comida vegetal de adultas si nunca la han comido antes o si tienen un exceso de aporte de otras fuentes de comida. Les ofreceremos pequeñas cantidades de verdura ya desde jóvenes para que se vayan familiarizando con ella. De adultos solamente comerán grillos o insectos 2 o 3 veces por semana y el resto de los días verduras y esporádicamente fruta. En cuanto tengan un tamaño suficiente para comer pinkys o fuzzys (crías de ratón recién nacidas o con el pelo inicial respectivamente) les ofreceremos uno o dos al mes por ser una fuente de nutrientes mucho mejor que los insectos. Además provocan menos obstrucciones intestinales por no contener quitina (otra factor de riesgo para las constipaciones). Las pogonas en libertad comen un 80% de alimento animal y un 20% de vegetales, en cautividad no haremos esto así por el alto riesgo de lipidosis hepáticas y por la tendencia a la obesidad de estos animales. Les suplementaremos con complemento cálcico 4-5 veces por semana y con vitamina D3 2-3 veces por semana, más en animales en crecimiento y gestantes.
PROBLEMAS ASOCIADOS A LA DIETA.
Ya explicada hasta ahora. Destacaremos los factores de riesgo alimenticios involucrados en el HPSN, lipidosis hepáticas sobre todo en pogonas y varanos, aunque no son de las especies que más frecuentemente se ven en la clínica de exóticos, los cocodrilianos también son muy propensos a las lipidosis hepáticas (imagen 96).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 95: necropsia de un caimán de anteojos (Caiman crocodilus) juvenil aquejado de lipidosis hepática, vemos el hígado pálido y con los bordes redondeados, de una talla mayor a la fisiológica.
MANEJO EN LA CONSULTA
Procuraremos recibirlos en unas buenas condiciones de temperatura. Hay especies que pueden ser muy agresivas como las iguanas o algún varano y otras bastante dóciles como las pogonas. El carácter de los camaleones cambia mucho según la especie, el camaleón de Yemen suele ser bastante agresivo e intentar morder mientras que el camaleón pantera suele tener un carácter más dócil.
A los reptiles arborícolas como las iguanas les gusta descansar en las alturas y si la talla del animal lo permite las podemos poner a descansar a lo largo de nuestro brazo para que estén tranquilas y poder ver estado mental, respiraciones por minutos o explorarles heridas. Hemos de tener cuidado con los mordiscos, los arañazos y los latigazos de la cola.
Las pogonas son relativamente fáciles de manejar por su carácter. Si el paciente se presentara estresado o nervioso nos ayudará en gran medida realizar una inhibición vagal (imagen 96); apretando los globos oculares de forma bilateral comprimimos el nervio vago que pasa de forma medial a los mismos y conseguiremos que el animal durante unos minutos esté en un estado parecido a la sedación. Este método no es adecuado para camaleones por su especial anatomía ocular.
Para el manejo de camaleones en especial y de otros grupos de reptiles como los geckos, sujetaremos al animal con los dedos índice y corazón controlando la cabeza y el pulgar y el anular inmediatamente por delante de las extremidades posteriores (imagen 97). Si conseguimos que el camaleón se aferre a nuestros dedos se tranquilizará y realizaremos una exploración de mejor calidad.
Al manejar a una iguana o varano especialmente agresivo o nervioso, un método de sujeción descrito es sujetarlos a nivel escapular con una mano y con la otra por la cintura pélvica  extendiendo las extremidades posteriores hacia caudal y sujetándolas simultáneamente con la cola, posicionamos al paciente en vertical o en horizontal por debajo de nuestra axilas para evitar los latigazos. Si el animal está descalcificado podemos provoca fracturas iatrogénicas en las extremidades posteriores. Se recomienda mejor y siempre que sea posible la inhibición vagal.
A pesar de no ser lagartos en sí, aprovecharemos esta sección para describir la técnica de manejo en cocodrilianos que pasa por cerrarles las fauces con una cinta o venda autoadherente. Informaremos al propietario que la traiga ya así preparado cuando sea posible y si no, con el animal en el suelo le arrojaremos una toalla sobre la cabeza para impedirles la visión y acercándonos por el ángulo ciego de la visión desde caudal (por si el animal cabecea y se deshace de la toalla)  los sujetaremos por el cuello y le cerramos la boca para ponerle la cinta inmediatamente después (imagen 98). Los cocodrilos y caimanes tienen una mordida extraordinariamente fuerte pero los músculos adbuctores de la boca son débiles, con una mínima fuerza les podemos cerrar la boca sin mayor problema. Una vez cerrada la boca se dejan manejar mansamente (más los caimanes). Para manejarlos los levantamos por el cuello y la base de la cola.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 96: inhibición vagal en una pogona (Pogona vitticeps).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 97: técnica de sujeción para camaleones en un camaleón pantera (Furcifer pardalis).

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 98: manejo de un cocodrilo enano africano (Osteolaemus tetraspis).
TECNICAS DE EXTRACCION E INSTAURACION DE VIAS.
Las vías intravenosas no se usan en lagartos por su anatomía, instauraremos vías intraóseas preferentemente en la tibia.
Como lugares de venopunción tenemos la vena coccígea ventral que discurre por la línea media de la cola. Insertaremos la aguja con un ángulo de 90o hasta tocar la parte ventral de las vértebras caudales y retiramos ligeramente la aguja hasta encontrar el vaso (imagen 99). No aplicaremos demasiada presión sobre el émbolo y evitaremos dañar los hemipenes y sacos anales. El éxito de la extracción pasa por encontrar la línea media exacta y no flexionar la cola demasiado hacia dorsal par no colapsar la vena. Siempre que pinchemos un reptil con escamas lo haremos entre dos escamas para evitar la obstrucción de la aguja por las mismas.
Otro lugar descrito para la toma de muestras sanguíneas en lagartos, especialmente en aquellos que tienen colas gruesas como reservorio energético como los geckos leopardo (Eublehparis macularius) y los lagartos del género Heloderma, sería en la vena abdominal ventral, que discurre por la línea media del abdomen. Con la aguja inclinada 45o  hacia craneal y por detrás de la cicatriz umbilical . hemos de insertar poco la aguja ya que la vena aunque discurre por la cara interna de la cavidad celómica está relativamente superficial.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 99: técnica de extracción sanguínea en la vena coccígea ventral en una pogona macho (Pogona vitticeps), apréciese los hemipenes en la base de la cola, craneales a  la aguja.


12. OFIDIOS.
Las especies más frecuentes en cautividad son la pitón real o bola (Phyton regius), la piton birmana (Phyton molurus bivittatus), la Boa constrictor y la serpiente del maíz (Elaphe gutatta).
DATOS VITALES (para Phyton regius)

  • Longevidad: 30-40 años.
  • Longitud : 0,9-1,2 m (máximo 1,8 m)
  • T.Z.O: 26-29o C
  • Humedad: 60-80%
  • Pubertad (bajo buenas condiciones de mantenimiento): 3-5 años.
  • Época de celo: de noviembre a enero.
  • Incubación: 90 días (las pitones incuban los huevos).
  • Tamaño de la puesta: 4-8 huevos

SEXADO.
Los machos suelen presentar colas mucho más largas que las hembras y los espolones pélvicos (restos evolutivos de las extremidades posteriores presentes en boas y pitones) son más grandes.
Para un sexado objetivo podemos usar una sonda de sexaje (imagen 100) insertada caudalmente en los laterales de la cloaca, en el caso de ser hembra canularemos los sacos anales y la sonda no pasará más de tres escamas ventrales, si es macho la sonda penetrará más del doble. Siempre lubricando bien la sonda para evitar traumatismos. Esta técnica puede ser muy estresante y otra alternativa consiste en contar las escamas ventrales postcloacales.

 

MACHO

HEMBRA

Boa constrictor

60

50

Elaphe guttata

67-86

41-62

Phyton molurus

aprox 70

aprox 60

Phyton regius

aprox 40

27-36

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 100: sexado de una Phyton reticulata mediante sonda con resultado de macho (la sonda ha penetrado 7 escamas ventrales).
MANEJO
Puntualmente se pueden mantener en parejas, especialmente la pitón real, aunque es mejor en solitario. A pesar de que especies como la piton real tienen una distribución muy amplia que abarca desde climas semidesérticos a tropicales, en cautividad siempre las mantendremos bajo condiciones húmedas.
Necesitamos terrarios con un punto caliente en un extremo y gradiente de temperaturas. La luz ultravioleta no es necesaria para las serpientes por captar todos los nutrientes de las presas (siempre que estén bien alimentadas). Las medidas mínimas serán las que le permitan a la serpiente estar extendida casi por completo, para pitones bola nos movemos en unas medidas en torno a 90 cm de largo por 31 cm de ancho.
Como substratos usaremos fibra de coco, periódico o césped artificial y en serpientes del maíz les podemos añadir hojas de árbol de hoja caduca como enriquecimiento ambiental y como escondite. Para las pitones les facilitaremos un refugio, con la entrada por la parte superior si es posible para las pitón bola (imagen 101).
A pesar de las temperaturas zonales óptimas para cada especie siempre les proporcionaremos un punto de calor a 35o  y una bañera donde la serpiente se pueda meter por completo.  Es recomendable administrarles un baño de agua tibia a la semana.
Es sumamente importante facilitarles un objeto áspero o con ángulos para facilitar la muda, la serpiente se frotará contra él para librarse de la ecdisis (piel vieja) y un par de ramas a distintas alturas para que las serpientes puedan escalar y tengan más superficie disponible.
El terrario estará provisto de una buena ventilación con rejillas frontales o laterales y en la parte superior, pero ha de ser bien resistente y a prueba de fugas. Las serpientes son unas escapistas excelentes y tienen una gran fuerza, con frecuencia levantan las tapas de los terrarios o las rejillas de ventilación y esto puede derivar en fugas que pueden provocar el pánico entre los vecinos, comprometiendo la vida del ofidio.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 101: terrario para Phyton regius con fibra de coco, sistemas de iluminación y calefacción, refugio, objetos ásperos y con aristas para la ecdisis, calefacción y un recipiente con agua en el lateral.
PROBLEMAS ASOCIADOS AL ALOJAMIENTO
Sobre todo las fugas y las abrasiones faciales en intentos de fuga, frecuentemente se producen quemaduras por un mal diseño o distribución de los sistemas de calefacción.
EL substrato puede provocar rinitis y problemas respiratorios sobre todo si son cortezas de conífera. Si a esto le sumamos una mala ventilación puede derivar en una neumonía.
Las bajas temperaturas pueden provocar estomatitis y otras infecciones por inmunodepresión. Si a las bajas temperaturas le sumamos una higiene deficiente podemos influiremos negativamente en la aparición de infecciones dérmicas en las placas ventrales conocidas como “blister disease” por recordara a los blisters de pastillas. En ellas las escamas ventrales se infectan y llenan de líquido antes de fistulizar, suele comenzar en las zonas próximas a la cloaca.
La disecdisis consiste en una retención de muda y puede estar causada por bajas temperaturas y humedades, problemas metabólicos, infecciosos o parasitarios o por falta de objetos con los que frotarse.
Una variedad de disecdisis es la retención de espéculos (escamas transparentes que cubren los ojos) y que suelen quedar retenidos durante varias mudas a pesar de completarse el resto de la muda de forma normal.
Para la resolución de las retenciones de muda la daremos al animal baños frecuentes mientras le retiramos sin forzar la piel antigua.
Para la retención de espéculos aplicaremos sobre los ojos lubricantes oftálmicos e intenaremos retirarlos con ayuda de un trozo de celo intentando que se quede pegao al miso, forzando su separación del espéculo definitivo con un bastoncillo húmedo desde el canto medial al lateral y en ocasiones de forma quirúrgica con un bisturí. Para esta condición lo ideal es serlo más conservador posible y aumentar la humedad y suministrar ungüentos tópicos hidratantes hasta la siguiente muda.
Las constipaciones también son frecuentes y normalmente secundarias a una baja humedad y falta de baños.
DIETA
Todas las serpientes son carnívoras y su alimentación es relativamente sencilla. Para animales de menos de 1 kg les ofreceremos un ratón adulto de 30g una vez por semana; para serpientes de entre 1 y 3 kg de peso una rata adulta cada 2 semanas y para ofidios de más de 3 kg un conejo al mes.
Lo ideal es que coman ratones muertos, en contraposición si compramos la presa muerta no sabremos la dieta que ha mantenido el animal (lo ideal es cebarlos unos días antes de ofrecérselos) y si se ha roto la cadena del frío.
Las pitones reales pueden sufrir un período de anorexia fisiológico entre los meses de noviembre y enero durante la época de celo
PROBLEMAS DERIVADOS DE UNA MALA DIETA.
Por sus necesidades alimenticias relativamente sencillas son escasos, sobre todo la obesidad. Es una costumbre frecuente entre los aficionados a las serpientes el sobrealimentarlas para aumentar la tasa de crecimiento a costa muchas veces de la salud del animal, provocándole obesidad.
La obesidad también puede ser un factor de riesgo para la disecdisis y lipidosis hepática.
Sin dejamos a la presa viva dentro del terrario sin supervisión es frecuente que muerda a la serpiente provocándole heridas de diferente gravedad.
MANEJO EN LA CONSULTA
Para tranquilizar a las serpientes las dejaremos en el transportín o caja donde acude a consulta a oscuras, esto baja el estrés del animal y hace la exploración mucho más fácil.
Al manejar a una serpiente sujetaremos al animal por dos puntos, uno en la parte anterior del cuerpo y otro por el medio o por su parte posterior.
Si la serpiente se muestra arisca, silbando y con signos de agresividad la sujetaremos por el cuello inmediatamente detrás de la cabeza. Las serpientes solamente tienen un cóndilo occipital y las podemos desnucar con relativa facilidad, por ello nunca sujetaremos a una serpiente solamente por la cabeza.
Aunque el silbido es un signo de agresividad o estrés, las pitones birmanas con frecuencia silban de forma normal. Las boas constrictor tienen caracteres muy variables y las hay desde muy dóciles a ariscas, las manejaros con precaución.
Nunca manejaremos a una serpiente de más de 1,5 m de longitud una persona sola.
Las serpientes gigantes pueden requerir del manejo por parte de 3 o incluso más ayudantes.
Puntualmente nos podemos encontrar en la consulta especies agresivas como la Phyton reticulata, anaconda amarilla (Eunectes notaeus, imagen 102) o Corallus caninus.  Ante estas especies para cogerlas las pondremos en el suelo o dentro de su caja destapada y en cuanto sea posible las agarraremos firmemente por detrás de la cabeza. Puntualmente suele ser de ayuda el calentar un suero y ponerlo delante de la cabeza del animal para atraer su atención y despistarle, en cuanto coja postura de ataque hacia el objeto caliente nos acercaremos por detrás y la sujetaremos.
Si una serpiente gigante nos intentara asfixiar durante la exploración (imagen 103) la sujetaremos por la cola y comenzaremos s desenrollarla por su parte caudal nunca por la parte anterior por tener una gran fuerza y correr el riesgo de desnucarla. Por este motivo en serpientes de gran talla nunca perderemos de vista la cola.
Para la apertura bucal en las serpientes introducimos por el surco lingual unas pequeñas pinzas o similares y realizamos movimientos en vertical con el mismo, de esta forma la serpiente abre la boca por propia voluntad. Una vez abierta la mantenemos así mediante gasas (no recomendable por engancharle a los dientes curvados de las serpientes), pinzas u otros objetos.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 102: sondaje de una anaconda amarilla (Eunectes notaeus), especie especialmente agresiva.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 103: Phyton reticulata en un intento de asfixia, controlamos la cabeza para evitar mordiscos y la cola para en caso de constricción poder desenrollar al animal.
TECNICAS DE EXTRACCION E INSTAURACION DE VIAS
Hasta el conocimiento del ponente las vías intravenosas e intraóseas no están descritas en ofidios. Tendremos que usar la vía subcutánea o intramuscular.
Para la extracción de sangre tenemos tres puntos:

  • Vena coccígea ventral: de forma similar a la descrita en lagartos.
  • Punción cardíaca: segura en los ofidios en comparación con otros grupos taxonómicos. Buscamos el latido cardíaco en el primer tercio del animal, fijamos con el pulgar el corazón que en serpientes es móvil como adaptación a la ingestión de presas de gran tamaño y clavamos la aguja 4 escamas de forma caudal al choque de punta con una angulación de unos 40 o. (imagen 104). Si nos saliera un líquido transparente clavamos la aguja unos milímetros más por hallarnos en el pericardio (los reptiles presentan un ligero hidropericardio de forma fisiológica).
  • Venas pterigoides palatinas: discurren de forma paralela por el paladar, no recomendable por la formación de hematomas y la contaminación de la muestra por bacterias orales.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 104: extracción sanguínea del por punción cardíaca, apréciese la fijación del corazón a nivel craneal con el dedo pulgar y el líquido transparente en la base del émbolo proveniente del pericardio.

Clinica Veterinaria para reptiles en Madrid

Imagen 105: venas pterigoideas en el paladar.

 


 

Volver al listado de Veterinarios de Clinica Veterinaria El Bosque.

Nuestros Veterinarios atienden a animales, criaderos y núcleos zoológicos en TODA ESPAÑA.
En la Comunidad de Madrid nos desplazamos para atender tu mascota a:

 
Aviso Legal