Cita previa Clinica Veterinaria El Bosque.Cita Previa: 91 717 73 28

HOSPITAL SIEMPRE ABIERTO - Urgencias Veterinarias 24H:   

Los Degús
VETERINARIOS

Volver al listado de Veterinarios de Clinica Veterinaria El Bosque.
Clinica veterinaria para conejos en Madrid.

En nuestro país los degús no son de las mascotas más frecuentes pero cada vez ganan más posiciones en el ranking por su buen carácter y potencial como mascota, están estrechamente relacionados con las chinchillas tanto taxonómicamente como en lo que a cuidados se refiere, pero una serie de características metabólicas hace que les debamos dedicar un apartado en exclusiva.

DATOS VITALES:

  • Longevidad: 5-8 (10) años
  • Peso: 0,17-0,3 kg (machos más grandes)
  • Peso al nacer: 14 g
  • Temperatura rectal: 37,9o C
  • Fórmula dental:  I11 C00 PM11 M33  (todos de raíces abiertas)
  • Pubertad: 3-4 (6) meses.
  • Ovulación inducida.
  • Ciclo estral: parece que no existe un ciclo estral definido, la ovulación puede estar relacionada con la presencia del macho y otros factores ambientales, aunque nuevos estudios apuntan a que esto no es así4. Los ciclos varían entre 9 y 21 días dependiendo del animal, a lo largo de todo el año.
  • Gestación: 87-93 días.
  • Tamaño de la camada:  1-10 (media 6-7)
  • Destete: 4-6 semanas (dentición definitiva completa al mes de edad)5
  • Crías precociales. 

SEXADO.
Mediante la distancia anogenital y exteriorización del pene.  Los machos suelen ser algo más grandes.
La papila urinaria puede llevar a confusión, así como la falta de escroto, los testículos se alojan a nivel intraabdoninal.

ALOJAMIENTO
Del mismo tipo que para chinchillas aunque con la mitad de espacio será suficiente.
Tendremos que proveerles de una rueda de ejercicios, abundantes refujios y tablas y ramas a distintas alturas para su escalada.
Los debemos mantener en parejas o pequeños grupos evitando la masificación y vigilar las condiciones ambientales para evitar golpes de calor.
Como las chinchillas necesitan baños de arena unos 15 minutos varias veces por semana.

PROBLEMAS DERIVADOS DE UN MAL MANEJO
Los problemas derivados de un mal alojamiento son básicamente los mismos que para las chinchillas; su reducido tamaño hace que tengamos que prestar especial atención a la distancia entre barrotes para evitar atrapamientos y fracturas, tanto de extremidades como de la cabeza, y vigilar bien los orificios de la jaula por los que pudieran escapar. Las fugas de jaulas de aves por los orificios de comederos vacíos son frecuentes incluso cuando se usan de transportín para acudir a la clínica.

Las alopecias sin prurito, dermatitis u otros síntomas suelen ser consecuencia de masificaciones y problemas de jerarquía. En ocasiones también se pueden provocar lesiones por mordiscos.

Un error frecuente de manejo es sujetar al degú por la cola, con el riesgo de quedarnos con la piel de la misma en la mano y el animal con el resto de la estructura anatómica, el riesgo de hemorragia grave es real y se recomienda la amputación. A medida que el animal se va socializando con las personas el riesgo de que nos pase esto es menor.

DIETA
La mayor parte de las patologías de los degús derivan de una mala dieta.
En la naturaleza comen hierba seca, hojas, raíces, semillas e incluso la fibra no digerida de los excrementos del ganado.
En cautividad la base de la dieta será de heno, un par de cucharadas de pienso de jerbo o cobaya siempre vigilando que no contengan trozos de fruta o fruta deshidratada, verdura de hoja a diario y semillas puntualmente como premio.
Hasta hace unos meses se podían encontrar piensos para degús en el mercado que incluían en su composición frutas deshidratadas que como veremos pueden inducir patologías metabólicas en ellos. En el mercado de los animales exóticos, que una comida o sumplemento se venda como exclusiva o especialmente diseñada para determinada especie no es una garantía de su idoneidad y siempre deberemos vigilar su aspecto y composición e informarnos bien de los requerimientos de cada especie en fuentes independientes y sin conflictos de intereses.

PROBLEMAS DERIVADOS DE UNA MALA DIETA
Los degús son propensos a la diabetes mellitus y como tal se han usado como modelo animal en investigación humana. Nunca deben comer azúcar ni comida rica en azúcares como frutas, cereales de desayuno, barritas de semillas con miel (del tipo de las vendidas para aves), premios de yogurth para conejos y cobayas y similares. Aunque en la bibliografía de degús frecuentemente se dice que no hay tratamiento efectivo para la diabetes en degús, la insulina de 1 a 5 U.I/kg es efectiva6 .

Las cataratas son una complicación frecuente secundaria a la diabetes mellitus a partir de la 4 semana de la aparición de la endocrinopatología, aunque de forma congénita en los degús se ha descrito unas cataratas no relacionadas con la diabetes sino más bien con la gran actividad de la enzima aldosa reductasa del cristalino6, que metaboliza la glucosa que entra de forma insulino-independiente en el cristalino a sorbitol que es incapaz de salir del cristalino y provoca un aumento de la presión osmótica con el consiguiente acúmulo de líquido y deriva en un edema en la lente con posterior evolución a catarata.
Los problemas orales también son frecuentes en degús por los mismos motivos vistos hasta ahora, con algunas peculiaridades: la formación de abscesos faciales es más rara que en otros roedores, en cambio, las alopecias faciales por patologías orales son muy frecuentes y hay una mayor incidencia de problemas en los incisivos, tanto de forma primaria como secundaria a sobrecrecimiento de piezas molares (imagenes 39 y 40).

El tratamiento teórico para las patologías orales es el mismo que en las especies anteriores, pero el reducido tamaño de algunos ejemplares nos puede dificultar su tratamiento hasta hacerlo imposible, muchas veces el tamaño de la cavidad oral es tan reducido que el uso de la lima de polvo de diamante es inviable y deberemos usar brocas de pequeño tamaño para la Dremmel®  o similar y pinzas mosquito para romper los odontofitos presentes. Para ganar espacio y seguridad a la hora de trabajar con el instrumental a veces es necesario el recorte de los incisivos con el disco de diamante a medias revoluciones y siempre refrigerando con suero o bastoncillos húmedos para evitar daños iatrogénicos. Traumatismos repetitivos sobre los incisivos son un factor de riesgo para el desarrollo de odontomas (se discutirá más adelante).

Clinica Veterinaria para degus en Madrid

Imagen 39: radiografía aumentada de degú con enfermedad dental adquirida, se aprecian grandes alteraciones en las piezas molares, divergencias de raíces, curvaturas anómalas de las coronas y raíces dentarias y siluetas irregulares con pérdida completa del patrón de oclusión fisiológico. Los incisivos superiores han adoptado un patrón de crecimiento intraoral con formación de un círculo completo y la cara oclusal del mismo es´ta en contacto con el hueso palatino inmediatamente adyacente a su ápex. La resolución de este problema fue complicado por el pequeño tamaño del paciente (130g en su presentación a consulta)  y la falta de espacio para el instrumental.

Clinica Veterinaria para degus en Madrid

Imagen 40: detalle de los incisivos del paciente de la imagen anterior.

CUIDADOS BÁSICOS PARA EL DEGÚ
ALOJAMIENTO
Del mismo tipo que para chinchillas aunque con la mitad de espacio será suficiente.
Tendremos que proveerles de una rueda de ejercicios, abundantes refugios y tablas y ramas a distintas alturas para su escalada.
Los debemos mantener en parejas o pequeños grupos evitando la masificación y vigilar las condiciones ambientales para evitar golpes de calor.
Como las chinchillas necesitan baños de arena unos 15 minutos varias veces por semana.
DIETA
La mayor parte de las patologías de los degús derivan de una mala dieta.
En la naturaleza comen hierba seca, hojas, raíces, semillas e incluso la fibra no digerida de los excrementos del ganado.
En cautividad la base de la dieta será de heno, un par de cucharadas de pienso de jerbo o cobaya siempre vigilando que no contengan trozos de fruta o fruta deshidratada, verdura de hoja a diario y semillas puntualmente como premio.
Hasta hace unos meses se podían encontrar piensos para degús en el mercado que incluían en su composición frutas deshidratadas que pueden inducir patologías metabólicas en ellos. En el mercado de los animales exóticos, que una comida o suplemento se venda como exclusiva o especialmente diseñada para determinada especie no es una garantía de su idoneidad y siempre deberemos vigilar su aspecto y composición e informarnos bien de los requerimientos de cada especie en fuentes independientes y sin conflictos de intereses.
Los degús pueden realizar una “falsa” autotomía caudal cuando se les sujeta por la cola, evitarlo siempre.

ENFERMEDADES FRECUENTES EN CLÍNICA DE DEGÚS     
VALORES FISIOLÓGICOS

  • Longevidad: 5-8 (10) años
  • Peso: 0,17-0,3 kg (machos más grandes)
  • Peso al nacer: 14 g
  • Temperatura rectal: 37,9o C
  • Fórmula dental:  I11 C00 PM11 M33  (todos de raíces abiertas)
  • Pubertad: 3-4 (6) meses.
  • Ovulación inducida.
  • Ciclo estral: parece que no existe un ciclo estral definido, la ovulación puede estar relacionada con la presencia del macho y otros factores ambientales, aunque nuevos estudios apuntan a que esto no es así4. Los ciclos varían entre 9 y 21 días dependiendo del animal, a lo largo de todo el año.
  • Gestación: 87-93 días.
  • Tamaño de la camada:  1-10 (media 6-7)
  • Destete: 4-6 semanas (dentición definitiva completa al mes de edad)5
  • Crías precociales. 

PROBLEMAS DERIVADOS DE UN MAL MANEJO
Los problemas derivados de un mal alojamiento son básicamente los mismos que para las chinchillas; su reducido tamaño hace que tengamos que prestar especial atención a la distancia entre barrotes para evitar atrapamientos y fracturas, tanto de extremidades como de la cabeza, y vigilar bien los orificios de la jaula por los que pudieran escapar. Las fugas de jaulas de aves por los orificios de comederos vacíos son frecuentes incluso cuando se usan de transportín para acudir a la clínica.
Las alopecias sin prurito, dermatitis u otros síntomas suelen ser consecuencia de masificaciones y problemas de jerarquía. En ocasiones también se pueden provocar lesiones por mordiscos.
Un error frecuente de manejo es sujetar al degú por la cola, con el riesgo de quedarnos con la piel de la misma en la mano y el animal con el resto de la estructura anatómica, el riesgo de hemorragia grave es real y se recomienda la amputación. A medida que el animal se va socializando con las personas el riesgo de que nos pase esto es menor.
PROBLEMAS DERIVADOS DE UNA MALA DIETA
Los degús son propensos a la diabetes mellitus . Nunca deben comer azúcar ni comida rica en azúcares como frutas, cereales de desayuno, barritas de semillas con miel (del tipo de las vendidas para aves), premios de yogurth para conejos y cobayas y similares. Aunque en la bibliografía de degús frecuentemente se dice que no hay tratamiento efectivo para la diabetes en degús, la insulina de 1 a 5 U.I/kg es efectiva.
Las cataratas son una complicación frecuente secundaria a la diabetes mellitus a partir de la 4 semana de la aparición de la endocrinopatología, aunque de forma congénita en los degús se ha descrito unas cataratas no relacionadas con la diabetes sino más bien con la gran actividad de la enzima aldosa reductasa del cristalino, que metaboliza la glucosa que entra de forma insulino-independiente en el cristalino a sorbitol que es incapaz de salir del cristalino y provoca un aumento de la presión osmótica con el consiguiente acúmulo de líquido y deriva en un edema en la lente con posterior evolución a catarata.
Los problemas orales también son frecuentes en degús por los mismos motivos vistos hasta ahora, con algunas peculiaridades: la formación de abscesos faciales es más rara que en otros roedores, en cambio, las alopecias faciales por patologías orales son muy frecuentes y hay una mayor incidencia de problemas en los incisivos, tanto de forma primaria como secundaria a sobrecrecimiento de piezas molares.
El tratamiento teórico para las patologías orales es el mismo que en las especies anteriores, pero el reducido tamaño de algunos ejemplares nos puede dificultar su tratamiento hasta hacerlo imposible, muchas veces el tamaño de la cavidad oral es tan reducido que deberemos usar brocas de pequeño tamaño para la Dremmel®  o similar y pinzas mosquito para romper los odontofitos presentes. Para ganar espacio y seguridad a la hora de trabajar con el instrumental a veces es necesario el recorte de los incisivos con el disco de diamante a medias revoluciones y siempre refrigerando con suero o bastoncillos húmedos para evitar daños iatrogénicos. Traumatismos repetitivos sobre los incisivos son un factor de riesgo para el desarrollo de odontomas.

 

Volver al listado de Veterinarios de Clinica Veterinaria El Bosque.

Nuestros Veterinarios atienden a animales, criaderos y núcleos zoológicos en TODA ESPAÑA.
En la Comunidad de Madrid nos desplazamos para atender tu mascota a:

 
Aviso Legal